Conclusiones



Espacio para compartir el psicólogo que todos llevamos dentro.

Psicología, Sexología, Salud, Educación, Opinión, Humor, Mascotas...





Teoría antropológica

Salgo de una especialidad denominada “orientación educativa”, esto es, el psicopedagogo del cole o del insti. Como ya iréis leyendo, soy psicóloga, y mira por dónde, me ha hecho tilín el ámbito educativo. Me llamó la atención, eso es lo que pasa cuando uno se dedica a algo, independientemente de que trabajes o no en ello, lo digo porque esto que me pasa, tiene que ver con una inquietud personal, que procuro su reflejo a nivel de “vivir de”, que no siempre es posible, por distintos factores. Es una apreciación para quienes no trabajan en lo que les gustaría. Esto me sirve de introducción a lo que os vengo a decir. Lo que es la competencia. Quizá me centre a nivel laboral, porque es lo que más me puede preocupar en estos momentos. Pero la competencia existe en todos los ámbitos. Volviendo al ámbito laboral, tampoco siempre es competencia lo que hace que no trabajes en lo que te gusta: existe la idea del esfuerzo y la ambición enfocada a una determinada profesión. Y luego está, el hecho de trabajar en lo que salga, lo que dé dinero para subsistir. Bueno, hasta quien lo hace así, tiene una vida donde hay cosas que le gustan, que no tiene por qué ser en lo que trabaje. Y quien consigue trabajar en lo que le gusta, es porque cumplía los requisitos para que eso sea así. Muchas veces, ni siquiera es el conocimiento el que determina que trabajes en lo que te gusta, en lo que estarías motivado. Insisto, son muchos los factores. Sin embargo, seguramente llega un momento en que, habiendo realizado todos los cursos del mundo, todos los masteres del mundo, y todo lo que en el mundo de uno pueda ya realizar, va y somos un montón buscando lo mismo. Y, bueno, sí, somos un montón de personas, todos para el mismo puesto de trabajo, o todos para conquistar el corazón de la misma persona (había dicho que la competencia no es sólo a nivel laboral). Y, en mi opinión, es porque todo está organizado como si fuera una jerarquía, en lugar de cada uno ocupar su puesto. Es difícil pensarlo de otro modo, porque es a lo que estamos acostumbrados, es nuestro conocimiento de las cosas. Lo cual no quita que se pueda pensar de otro modo, seguramente porque lo que hay, no convence. A mi, por qué me iba a convencer una organización social de la cual hago una “crítica constructiva” en una entrada de blog anterior donde hablo de la crisis, un tema del que tampoco hay mucho del que hablar, sólo nos queda ver qué pasa que, sinceramente, tiene toda la pinta de que va a cambiar de gobierno, y a mi eso no me consuela, porque van a llegar los otros con ganas de arreglarse su propia vida, y yo lo que estoy esperando es a un gobierno que arregle la mía… Va, no hablemos de política, hablemos de lo que nos pasa a los seres humanos. Cómo voy a transmitir, en el mundo educativo, un espíritu colaborador, si lo que decide nuestro lugar en el mundo es lograr ganar en la competición? La competición de todo. Como trabajador, como futuro trabajador!, como estudiante, como familiar, como amiga, como pareja, como vecina. En lo que a uno le puede dar igual, pues como si salen cien mil competidores. Pero en lo que uno quiere conseguir, salen esos cien mil de debajo de las piedras, y ale, a ver qué haces. Para que me elijan a mi, que será, el tamaño de algo en concreto? el tamaño de mi cerebro, supongo, pero, cerebro para qué, porque no siempre se tiene el cerebro adecuado, las conexiones de neuronas recomendables para ganar esa competición. En fin, en algún lado caeremos muertos. A veces pasa que, piensas, “mira ese con lo pavo que es, donde está”, bueno, seguramente esté ahí por pavo. Una teoría antropológica es conocernos a nosotros mismos en comparación con el resto de los demás. Yo sé que soy alta, si me comparo con los demás humanos, y resulta que hay más bajos. Si no los hubiera, llegaría a la conclusión de que la baja soy yo. Y como somos tantos, se van creando embudos, y para lo que eres alto, en otras cosas serás bajo, y al final es una forma, como cualquier otra, de organizarse. Y es una forma competitiva de organización. Vaya, y resulta que la cooperación, va a ser la solución a nuestros problemas humanos. Pues sí, seguramente, porque no nos hemos dado cuenta de que todos hacemos falta. O es que el propio ser humano es eliminatorio del ser humano? cada uno tiene sus virtudes, y sus defectos. Cómo es posible una organización que descarte las virtudes del otro? porque defectos, tenemos todos. O esto es una escalada a la perfección? bueno, es una escalada a lo que más conviene, eso sí, que no siempre es lo perfecto. Lo es, desde un solo punto de vista, y menos mal, porque no existiría esa persona que fuera perfecta en todo; al fin y al cabo, somos huecos que cubrimos, y mientras la vida sean áreas, serán espacios determinados los que haya que parecer que somos mejores que los demás. He nacido demasiado pronto para ver que el beneficio está en la colaboración. Quizás, el día de mañana, sea la teoría antropológica que nos explique.

0 comentarios: