Conclusiones



Espacio para compartir el psicólogo que todos llevamos dentro.

Psicología, Sexología, Salud, Educación, Opinión, Humor, Mascotas...





Otoño existe

He titulado esta entrada con una apreciación personal (vamos, como las demás entradas). Es que, creía que otoño había dejado de existir, en el sentido de que, o es verano, o es invierno. Bueno, hoy, aquí, en algún lugar, en el que instalé el portátil (y eso que se puede mover), ha hecho día de verano. Pero yo creo que es el último calor del año: a partir de ahora, el termómetro en descenso, seguro. Total, ayer visioné el parte del tiempo en las noticias de la tele, y decían que igual podía llover como que no, eso sí que es ciencia. Jo, otra vez metiéndome con la Meteorología. Ay, no sé, a mí siempre me sonó a Astronomía, o quise decir Astrología? también metiéndome con hermanas ciencias? haciendo amigos, jejeje. A ver, no me meto con los humanos, que es como si me metiese conmigo misma, sino con el objeto de estudio, que entiendo que no es fácil de captar, como nos pasa a los psicólogos con el funcionamiento humano: se trata de contar con las herramientas adecuadas para llegar a la esencia de, el tiempo, los planetas, los signos, la mente… Hacemos lo que podemos. Y cómo no va existir otoño, si yo nací en esta estupenda estación del año, jiji. El año me lo ahorro, que voy ahorrando en años, no quiero crecer… Pero sí, otoño, la idea es que no hace tanto calor como en verano, y que aún no llegó el frío. Va haciendo fresco, sí. Como primavera, el entretiempo, que la sangre altera. Lógico y normal, cuando estás que estás y no estás, eso altera a cualquiera: ni frío ni calor, pero sí afectado de alguna manera. Siempre. Porque si no es el tiempo climatológico, es el tiempo cronológico (lo que voy diciendo, cumpleaños cada año), o el tiempo en el que nos tocó vivir. O lo que vivimos en el tiempo en el que permanecemos aquí. Concretando más: tiempo y lugar, variables a las que añadir todo lo que les hace más concreto, como el Google Earth, que le vas dando al zoom. Por cierto, ese Google hiperactivo, no existirá un Google Time, en plan histórico? ya puestos, es una idea: un Google Earth pero con un zoom histórico, de cosicas que existieron según le das al zoom. Lo que es para la asignatura de Geografía e Historia, vendría superbien. Me encanta retrotraerme a los pasados años de estudio de la infancia y la adolescencia, porque ahora sé que hubiera atendido más en clase, más que nada por no tener ahora la sensación de que sólo sé que no sé nada. Vamos, que fui a clase, es lo único que sé, por lo de madrugar y eso, siempre con sueño. Si ahora tengo una ligera idea de algo, es porque años después experimenté alguna pequeña inquietud de informarme… Y, sobre todo, porque nunca me gustó hablar de lo que no sé. Y pasa, seguro, porque hay tanto que desconozco, que tendría que permanecer callada, pero el silencio no lleva a nada. Habrá que apostar por la interacción, que ya ocurre que quien no sabe habla, por descontado, pero no voy a quedarme ahí, sino que pensaré que de la vida tenemos todos opinión, sepamos o no de lo que estamos hablando. Puede ser que, llegado a este punto, ya no sepa de lo que estoy hablando, jejeje. Uy, sin quererlo, oportunidad para hablar de política, totalmente!! ;-) Oye, sabemos más del tiempo que va a hacer en la otra punta de España, que de lo que hacen los políticos de ese punto de España. Hay información, de eso no cabe duda, es más, constantemente, por tanto, cómo es posible que la sensación sea que los ciudadanos, en general, la política sea menos interesante que el tiempo? Estamos rodeados de noticias sobre política, economía, crisis, paro, pensiones, impuestos, y como nunca antes, hemos oído las siglas FMI (tú que lees estas líneas, si no sabes lo que es, lo buscas en una enciclopedia que ya debe salir como tal). Total, yo ya no sé si la saturación de política es una estrategia para que la gente pase de ella, y ellos sigan haciendo lo que conviene a… al país, claro. O sea, que uno confía en sus políticos, pero no confía, por ejemplo, en su pareja. Como psicóloga, desde luego, nunca me he encontrado con nadie en consulta diciéndome que la política le ha decepcionado, más bien, suele ser eso, la pareja, la familia, las relaciones con otras personas, el trabajo, lo que nos trae de cabeza. Esto es, nuestro mundo. Un mundo que es el minimundo, entendiendo como maximundo todo lo demás: lo que vemos pero que no vivimos directamente. Lo podemos ver en esas decisiones de los políticos, que influyen más en nuestras vidas de lo que pensamos, y lo podemos ver en esos programas que vemos en la tele, o las películas que decidimos ver según qué criterio, o esos libros que leemos que nos vendieron, o esa moda que no nos ponemos, o esos productos que consumimos según lo que busquemos. Vale, sí, pertenezco a una parte de la sociedad en la cual no tengo un amplio margen de decisión porque no cuento ni con el poder ni con el dinero suficiente para ello. Pero seguramente me sienta más comprendida, je. De todas formas, el poder y el dinero me iba a traer también dolores de cabeza, cosa que, por mí, estoy dispuesta a sentirlo sólo por poder contarlo aquí, por supuesto. Siempre nos quedará la duda de cómo hubiéramos sido si no hubiéramos vivido lo que hemos vivido… Respuesta: seríamos diferentes. Eso ya nos da igual, ni tiene remedio, ni lo vamos a saber aún si existiera la reencarnación, o no nos íbamos a acordar. A ver, si existe la reencarnación, yo no me acuerdo de mi vida anterior. Me moriré y me reencarnaré en no sé qué, según el karma, claro (en canguro, por favore), y no voy a recordar nada de esta vida? qué desperdicio de vida, jaja. Si es que, no hay argumento que se sostenga, salvo un argumento que tenga su fundamento en reconocer que puede que llueva y puede que no. Eso es el otoño, que todo lo puede. Ah, soy Escorpio, animalico del señor, símbolo de lo que es cuando te ves atrapado, te aniquilas a ti mismo, tela marinera, que también es signo de agua, nací en el mediterráneo. Desde luego, está claro que todo influye, incluido el efecto mariposa: el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo. Seguiremos escribiendo sobre los mundos.

0 comentarios: