Conclusiones



Espacio para compartir el psicólogo que todos llevamos dentro.

Psicología, Sexología, Salud, Educación, Opinión, Humor, Mascotas...





MIR educativo para docentes

Esta semana que ya toca su fin, pude leer en el periódico (jolín, sí que leo yo el periódico, va por rachas, seguro), algo tal como así: “MIR educativo para docentes”. Por circunstancias me vi “obligada” a realizar el CAP (Certificado de Aptitud Pedagógica) porque hasta ahora quien había estudiado Psicología no era obligatorio realizar dicho curso, pero como quise abrir la ventana de las oposiciones a Educación, me vi que ahora exigían tal curso, y como todo en mi vida, llego en el momento justo, fue justamente cuando se transformó el CAP en Master, osease, que ya no era sacártelo en tres meses, sino en un año, ole ole. Oye, que a mí me parece genial, vamos, que lo que ya me podría extrañar que algo tan importante como la Aptitud Pedagógica se adquiriera en tres meses… Entonces, tuve la ocasión de pertenecer a la primera edición del Master en Profesorado de Educación Secundaria (Obligatoria, Bachillerato y Formación Profesional) y Enseñanzas Artísticas, de Idiomas y Deportivas, título largo al que le falta añadir “Orientación Educativa”, normal que lo diga, por lo que me toca, he de nombrar esta condición. Total, que pude comprobar que realmente existe la inquietud de un MIR educativo, que tuve profesores que piensan que la formación en Educación clama al cielo del sentido común para que se programe de tal forma que sea un MIR o como lo queramos llamar. Es decir, se cita al MIR como ejemplo de que en Sanidad existe una determinada formación, y que la Educación anhela ese determinado tratamiento. Vayamos concretando: el MIR es que una persona estudia la carrera de Medicina, y para especializarse estudia una especialidad, ea. En Educación, una persona estudia una carrera, y luego la especialidad es un curso de unos pocos meses donde aprendes Pedagogía. Por ejemplo, estudias la carrera de, yo qué sé, Matemáticas (jejeje, esa asignatura pendiente, es por eso que la pongo de ejemplo, ups!), y una cosa es ser matemático, y otra profesor de Matemáticas. El matemático, pues digo yo que entiende la realidad a través de fórmulas matemáticas, que nos ayudan a los seres humanos a, no sé, a algo, jaja. A ver, todo es Matemáticas, que siempre dije que tiene una gran relación con la Psicología. Las Matemáticas, sólo es otro lenguaje, que, para quienes somos alumnos (yo aún lo soy), desarrolla el nivel de abstracción que luego sí que aplicamos. Otra cosa es que parece y resulta complicado que los alumnos entendamos esto, que nos ayuda a trabajar el cerebro. Por eso, una cosa es ser matemático, y otra profe de mates. Así que, el profe de mates tiene que saber cómo funciona el cerebro, para adaptar la enseñanza, pero no sólo a cómo se desarrolla el cerebro, sino también a cómo influyen las motivaciones. Por eso, personalmente me puede sorprender que, quienes hemos estudiado Psicología, tengamos que cursar el susodicho master. Quizás es porque los organizadores no saben que en Psicología se estudia Pedagogía, en fin, ok, el saber no ocupa lugar, pero es que yo estudíé cosas que ya sabía, no pasa nada, porque muchas se me olvidaron, que el cerebro es traicionero: estudias una carrera, y luego va y se te olvida la mitad, jejeje. Pero vamos, me parece adecuado que todos cursemos ese master, porque ese master son muchas cosas. Personalmente, con lo que me he quedado, es con la importancia de acudir siempre a la ley, esa ley que siempre se está actualizando. Básicamente es de lo que me he podido dar cuenta, y es que todo está en las leyes (como cuando se dice “todo está en los libros”, pues igual). Y entonces, si se va tomando conciencia de la importancia de la Educación, seguramente acabará por existir ese MIR educativo, para docentes, y para orientadores educativos, claro, y no es más que, la razón, es porque, no es lo mismo estudiar una carrera, que ser profesor en la materia de la carrera que estudiaste. No es lo mismo conocer el contenido, que saber cómo transmitirlo. Así que, por supuesto, abogo por la iniciativa. Es recomendable que, quien vaya a dedicarse a la enseñanza, haga algo como el MIR: tú, que has estudiado una carrera, luego permanecerás tres años pululando en colegios dando clases, durante unos años, con el apoyo de un tutor-profesor que cuenta con su experiencia, y tú vas cogiendo experiencia, y entonces, terminas tu EIR (educador interno residente?), y también es verdad que entonces, la idea es trabajar en el cole que tú quieres, más o menos, porque somos muchos, y no hay coles para todos, pero ya estás más cerca de trabajar, no sé, cerca de tu casa? o lejos, si es a donde quieres ir. Sabrás que, a donde vayas, la Educación no es fácil, pero pasaste el proceso y fue porque quisiste. En realidad, para pasarlo todo, es porque te pusiste en el camino y lo recorriste porque creíste en él, no? al menos, en Educación, tiene que ser así, creer que tienes algo que enseñar.

0 comentarios: