Conclusiones



Espacio para compartir el psicólogo que todos llevamos dentro.

Psicología, Sexología, Salud, Educación, Opinión, Humor, Mascotas...





Teatro de la vida

Me gusta esta peli, Dogville, de Lars von Trier, no sé si es porque seguramente parece una mezcla entre obra de teatro y película propiamente dicha. Lo es, es un mix, por eso es rara, y por eso no todo el mundo acaba por verla. Pero sólo es una historia que se cuenta, y entonces, seguramente, es la historia que se cuenta lo que me gusta. Y aún, es la historia que se cuenta que me veo en esa historia. Realmente, si cualquiera de nosotros aguantamos un poco en cómo se cuenta la historia (es verdad que es rara, es teatro en forma de cine, pero viva lo diferente), el cuento que nos cuentan, lo hubiéramos contado cualquiera de nosotros. Vale, no sé si cualquiera de nosotros, sólo la entendemos quienes nos sentimos fuera de lugar. Pero seguramente, somos cualquiera de nosotros que nos hemos sentido alguna vez así. Sólo por eso, ahí va mi invitación a ver esta película, a sentirla, a ponernos en el lugar de Nicole Kidman, profunda y divina y, sobre todo, a que seguramente hubiéramos acabado alguna vez con el pueblo ese de Dogville donde vivimos, porque nos sentimos "extranjeros". También es cierto que yo tengo una relación con mi padre tal y como se refleja en la película. Por eso, el cine, en tanto que es una y mil historias que visionamos, alguna peli acaba por adivinarnos lo que vivimos sin ser una película. Y es por eso que la realidad supera la ficción. Como para deshacerse de todos como ocurre en la película.

3 comentarios: