Conclusiones



Espacio para compartir el psicólogo que todos llevamos dentro.

Psicología, Sexología, Salud, Educación, Opinión, Humor, Mascotas...





No sé


Supongo que de aquí a continuación, lo que escriba puede depender y mucho de mi estado de ánimo. Como la vida se va contando según a uno le va, pues entonces, desde algún lugar, que mientras no esté definido, es como que, ni te puedes quejar, y tampoco llegaste a nada. Así que, ahí va. Como psicóloga que me siento profundamente y todo eso, supongo que no hice más porque ni yo misma me lo creo. Pero, en lo que no creo, es en esa psicología que existe, esa que te dice, yo misma alguna vez hice, contar cómo se hacen las cosas, cómo se hacen mejor las cosas. Cómo hacer, cómo prevenir, cómo subsanar, cómo quitar, cómo poner. Como matemáticos. Y la vida, ni siquiera es matemáticas. Y eso que siempre dije que la psicología tenía mucho que ver con las matemáticas. Seguramente sí, por eso, la psicología está en nuestras vidas tal cual matemáticas que utilizamos para calcular con exactitud, pero es que, no se puede. Pero no se puede por entender las cosas como las vamos entendiendo. Entendiendo que la vida es, si quisimos entenderla, no se puede estar contando, diciendo, ni pareciendo nada. Las ideas, nos sirven, vamos, no es que nos sirvan, es que son el fundamento, de todo. Pero una profesión no se puede basar en mensajes de, qué? felicidad?, qué vas a contar? vas a lanzar frases sabias al aire? alguien se imaginó que se podía agarrar una pluma que baila, sin más?

1 comentarios: