Conclusiones



Espacio para compartir el psicólogo que todos llevamos dentro.

Psicología, Sexología, Salud, Educación, Opinión, Humor, Mascotas...





Seguir soñando

Que se sienta aludido aquel deseo. Porque no se puede vivir de sueños. Sí se puede vivir soñando, pero no vivir de ellos. Porque quieres que se hagan realidad. Los sueños, eso, sueños son. Se pueden vivir como realidades, pero realidad en un sueño. Cuando despiertas, no existe, no está, no es real. Y en realidad, quieres sentir, quieres tocar, necesitas hacerlo, para creer que es verdad. Seguramente, la verdad es lo que menos necesitamos. Pero sólo si uno no está dispuesto a aceptarla. Mejor es, seguir soñando… O seguir buscando, que se parezca a lo que soñaste. Ni siquiera sabes que, lo que quieres, sólo es un sueño. Porque no te paraste a pensarlo. Sólo cuando te pusiste a vivirlo, viste que, lo que vivías, no es lo que habías soñado. Puede ser que haya que quedarse en el sueño, no hacerlo realidad. En todo caso, cualquier cosa que se haga realidad, no tenías por qué haberlo soñado. Son cosas que pasan. A los vivos, nos pasan cosas. Cualquiera de ellas, resultan ser la realidad que luego no sabes qué hacer con ella. La realidad te supera. Mejor, seguir soñando.

0 comentarios: