Conclusiones



Espacio para compartir el psicólogo que todos llevamos dentro.

Psicología, Sexología, Salud, Educación, Opinión, Humor, Mascotas...





Reflexiones acerca del estado de la educación, y algo más

Como punto de partida, quien escribe el siguiente artículo que explica esta entrada de blog, (resulta que una intenta hacer eco de textos escritos por quienes ya están metidos en el tema, ya hablaremos de eso otro día: una está harta de hacer las cosas desde fuera...), las reflexiones parten de la premisa a continuación: "Genio se nace y a imbécil se llega, y entre medias está la educación que recibimos". De todas formas, sí, puede ser que una es rebelde hasta la médula, pero, desde luego, es de agradecer que personas que ya están metidas en el tema, traten de reflexionar y observen la situación de manera que intenten comprender su propio trabajo, su propio asunto en el que se metieron, a trabajar, a creer en lo que hacen. No es hacer por hacer, no es simplemente un trabajo. En mi opinión, ningún trabajo es simplemente un trabajo. Todos los trabajos hacen su trabajo. Y lo desempeñan personas que se implican más o menos en ese trabajo. Y es que los trabajos tienen que ver con quienes nos beneficiamos de sus trabajos, es así, es la idea del trabajo, es todo el rato así. No hay ningún trabajo que no sirva, todos hacemos falta, otra cosa es ese eco. Y, seguramente, así nos sentimos según lo que creemos de nuestro trabajo, y va y es que siempre hicimos falta ;-) Si, además, estamos hablando de educación, estará bien comprobar que se piensa en ello. Eso hace Vicente Díaz en el espacio de periódico que llego yo, lo leo, y lo transmito aquí. Diré lo que digo siempre, va dirigido "a quien pueda interesar", no puede interesarnos a todos? Seguro que sí. En todo caso, ahí va. Este hombre se puso a reflexionar, no una vez ni dos, sino siete veces! siete reflexiones acerca de la educación, es encontrarnos verdaderamente con alguien que está claro que se implica en su trabajo. Qué bueno si es que, quienes están metidos en el tema, hacen eso. Otra cosa es que fueran toooodos los que están metidos, lo hicieran. Desde fuera, nadie está diciendo que los de dentro no reflexionan, sino que, vemos, desde fuera, las distintas reflexiones que toman quienes están dentro. Dije que no iba a hablar ahora de la sutil diferencia entre estar dentro y fuera, pero así por encima, sí puedo mencionar que, quienes estamos fuera, sabemos quiénes están dentro, y quienes están dentro, no saben quiénes estamos fuera. Los de fuera somos una masa, mansa, que sigue la ola de una idea, cuando ahora va y resulta que la idea es seguir a quien lanza la idea. Eso se está hablando en política, no? que una cosa es votar un partido, y otra votar a las personas. Sinceramente, no tengo ni idea de a quién se le ocurrió esa brillante idea. Por fín! Ojalá hubiera podido yo poner en marcha esa idea, quizás es porque quisiera trascender en la historia de la humanidad, ojalá pudiera hacer algo tal como una revolución donde se acabara la tomadura de pelo, que en mi opinión es lo que más daño está haciendo a la mayoría, y a la minoría (esas dos cosas es la democracia). Quiero creer en la democracia, pero no puedo. Quiero creer en Dios, pero no sé. Quiero creer en mí, pero me cuesta. En lo único que creo, es en los seres humanos. Ésta es una profesión que me puede, y se me irá la vida en ello. No viviré de ello, porque me equivoqué de profesión, hay que saber venderse! comercial, claro, y soy hija de comercial! vaya por Dios, ya sabemos lo que no sabemos hacer, jejeje, averiguemos lo que sí sabemos hacer! Ya, pero, si es que, lo que sepas hacer, que lo sepan los demás, y que te pongas a hacerlo. Y los principios empiezan igual: "déjame que lo haga". Yo ya soy mayor, y estoy en el siguiente nivel, pero porque es esta profesión y a mí me pareció que me tenían que contratar, que es: "déjame que siga haciéndolo". No se puede estar mil veces empezando... Llega un momento, que ya habría que estar metido. Y enonces menos mal que, quien lo está, hace algo, aunque su artículo, de quien estamos hablando, se titule "Algo va mal". Gracias a Dios, o a esta persona, la realidad se ve y no somos los de fuera quienes sólo lo vemos. Hay alguien ahí dentro que se da cuenta, y que lo expone. Quisiera pensar que, no estamos en esa era en la que ya todo se puede decir, como dije en alguna entrada de blog anterior (me repito, viva el ajo y la cebolla), incluida la censura invisible, aunque selectiva, de quien puede hablar y de quien no, y de que quizás ya da igual si se habla. Porque hasta eso ya no significa nada. Hasta quien reflexiona, ya no consigue que el mundo se mueva. Todo da lo mismo. Da lo mismo, en educación, en sanidad, en derechos humanos. Las reflexiones, ahora es el momento de que estén mal vistas, antes no se podían hacer, ahora, ya se pueden hacer pero no trae nada bueno, o dan igual, que son cosas distintas, y ninguna sirve de nada, aunque, por experiencia propia (yo todo lo que aquí cuento es por experiencia propia, ojalá no me pasara nada, jaja, hay que ser gafe), no es lo mismo que te lo tomen como que eres rebelde que como que eres raro... Es que nunca fue lo mismo la pública que la privada, jejeje. Eh, yo soy las dos cosas, por qué os creéis que me va tan mal? si yo lo cuento, es para que no hagáis lo mismo que yo! la llevamos clara! Yo esto no me lo quiero llevar a la tumba! No estamos en el Renacimiento, por mucho que parezca que vuelva una especie de memoria, porque no todas las memorias se quieren recordar. De las que todavía no ocurrió el correspondiente duelo, no se quiere hablar, y se llama "remover". Alguien dijo que, la memoria, primero, debe ser histórica. Claro, y yo digo que eso es de perogrullo. Como todo, como todo lo que es lo que ya se debería saber. Eso es lo que significa perogrullo. Y, entonces, ya va siendo lo que me inquieta pensar, que es que nacimos demasiado pronto para ver muchas cosas del ser humano que en realidad sí acabarán por ocurrir, ahora lo que ocurre, es que oímos que el ser humano está hecho de esto y de lo otro, y que nuestro cerebro es así y asá, antes eran estudios que quedaban en el ámbito de eso, de los estudios, pero cuando se cuenta a todos todo lo que influye y es que a todos nos interesa, eso acabará por suceder, que a todos nos interesa y no son cosas en plan asuntos externos que manejan los demás, a ver, la vida, en todos los terrenos, es nuestra, y este texto tiene un sentido hablando de educación, ahí va el enlace, pero, a todos nos interesa, y va y es que a todos nos interesa todo! Son tantas las cosas, que la idea es esa organización del mundo de poner a personas que gestionen el bien común. Quizás, es que el ser humano no sabe lo que es el bien común, porque no se le enseñó bien en esos años de EDUCACIÓN. Y tampoco sabemos lo que es la prevención, claro, pero sería como para prevenir esa falta de educación... Si la peña no sabe lo que es el bien común, es como habernos organizado en una anarquía que la filosofía, ni siquiera el Renacimiento, sino el Romanticismo, nos confundió en esos términos y ya sabemos, por memoria histórica, lo que ocurrió con el Comunismo. No tiene nada que ver con ponerse ahora en plan politiqueo, que parece que una lo lleve en la sangre, pero vamos, como ya me conocéis, sabéis que soy apolítica, aquí en el blog nos juntamos quienes, o creemos en todo, o no creemos en nada. Y nacimos cuando ya vimos que el Comunismo, no era una opción. Pero porque el ser humano no funciona así. No estamos hablando de política, estamos hablando de cómo somos. Da lo mismo, muchas cosas. Igual que ahora da igual hablar de reflexionar. Son momentos distintos según un mismo estadio en ese cerebro humano que lo rige todo. Cuando nuestro cerebro se ponga con conexiones nuevas creando surcos y sinapsis que abran paso a caminos que porque nacimos demasiado pronto va y descubren nuevos senderos, historias, ideas, y reflexiones, pues para entonces, que yo no viviré, diré que la humanidad, menos mal que existió, porque esperando una mayoría donde el cerebro tenga las conexiones necesarias como para que el mundo sea distinto, pues otra historia contaríamos. Por eso, nadie se tiene por qué sentir culplable de lo que vive. La culpabilidad es un invento de esos cerebros que la religión se agenció, y yo soy la primera que ahora, que ya vamos cambiando esas conexiones en nuestro cerebro, ahora que vamos siendo todos más sabios, resulta que hasta la Iglesia reconoce lo que es la culpa y entiende que se siente que se siente así, en algún aspecto que nadie de nosotros querríamos mencionar, porque ya es horrible que exista un mal peor si fue que la Iglesia lo cometió. Otra vez, me puse a hablar de política, y entonces hablo de Iglesia. Cuando estábamos hablando de educación! Bueno, ok, todo empieza por lo mismo, no es verdad? Uno se educa, y luego se dedica, a, la política, a la religión, o la psicología, jaja, vamos, y a cualquier otra profesión! Prometo hablar, no de política, sino de la profesión de religioso. Creo que soy tan crítica como quien entiende todo acerca de la religión. Seguramente porque no lo soy, pero como ya la ciencia va siendo un avance que es una barbaridad, eso que llaman "neuronas espejo" que los humanos simples (por favor, me incluyo, por siempre, que nadie piense que, porque estudié lo que estudié, soy de otra forma, yo soy simple y me encanta serlo, y simple es lo mismo que predecible, un guiño por eso), ya sabíamos lo que era eso de la "empatía", pero sin saber cómo se llamaba, pues que va siendo que, la vida misma de vivir lo que tú, desde fuera, como desde dentro, es eso. Que nadie sabe hacer! ay, yo sí, mira por dónde, mira a ver. Como areligiosa, alguien me dijo que no era aespiritual. Pensé en ello, ya lo compartiremos. Algo me pasó con lo que me suscitó esta entrada de blog, y son las reflexiones sobre educación en el sistema que dejo asociadas al link. Besos. Artículo.

0 comentarios: