Conclusiones



Espacio para compartir el psicólogo que todos llevamos dentro.

Psicología, Sexología, Salud, Educación, Opinión, Humor, Mascotas...





Dime lo que quiero oír



Dime que no, sólo, dime que no,
que no es demasiado tarde para nosotros dos.
Dime que no, sólo, dime que no,
sabes que no es lo que quiero oír,
por favor dime que no.

El sueño ha terminado y nosotros con él,
porque el tiempo no perdona,
el daño ya está hecho y se fue el amor,
dime, que nos queda ahora.

La imagen es borrosa y a mi alrededor,
el aire se vuelve tan frío,
un hombre sabe que no hay nada peor,
que quedarse en el camino.

Dime que no, sólo, dime que no,
que no es demasiado tarde para nosotros dos.

Tú, no lo crees, yo lo vi, en tu corazón.
Tú, no lo crees, yo lo vi, en tu corazón,
en tu corazón, en tu corazón, en tu corazón,
en tu corazón, en tu corazón,
yo sé que no estoy sola,
en tu corazón, en tu corazón.

Dime que no, sólo, dime que no,
que no es demasiado tarde para nosotros dos.
Dime que no, sólo, dime que no,
sabes que no es lo que quiero oír,
por favor dime que no.

El sueño ha terminado y nosotros con él,
porque el tiempo no perdona,
el daño ya está hecho y se fue el amor,
dime, que nos queda ahora.

Dime que no, sólo, dime que no,
que no es demasiado tarde para nosotros dos.

La imagen es borrosa y a mi alrededor,
el aire se vuelve tan frío,
un hombre sabe que no hay nada peor,
que quedarse en el camino.

Dime que no, sólo, dime que no,
que no es demasiado tarde para nosotros dos.
Dime que no, sólo, dime que no,
sabes que no es lo que quiero oír,
por favor dime que no.

Dime que no, sólo, dime que no,
que no es demasiado tarde para nosotros dos.

Dime que no, sólo, dime que no,
sabes que no es lo que quiero oír,
por favor dime que no.

Sólo di que no.

TAHURES ZURDOS – DIME QUE NO

0 comentarios: