Conclusiones



Espacio para compartir el psicólogo que todos llevamos dentro.

Psicología, Sexología, Salud, Educación, Opinión, Humor, Mascotas...





Sumario

La última propuesta de libro en entrada de blog fue un día tal como el 6 de abril con “Indignaos!”, nadie se podía imaginar lo que un librito podía contribuir a lo que todos estábamos esperando, esperando con ganas, con ganas de hacer algo. No quisiera pensar que sólo quienes han hecho, son quienes eran quienes tenían que hacer… Un psicólogo puede ponerse a hablar de este hecho, a algún psicólogo he podido leer al respecto, cosa que me parece idónea, lo que está pasando, es para que un psicólogo, un economista, un abogado, un sindicalista, un político, un matemático, un ecologista, un parado, un ingeniero, un informático, un biólogo, un arqueólogo, un músico, un poeta, un ilusionista, un cineasta, un emprendedor, un perdedor, un deprimido, un optimista, un rompecorazones, un autónomo, un contratao, un soñador, un futbolista, un tenista, un técnico, un jubilao, un adolescente, un editor, un guionista, un candidato, un dibujante, un profesor, un alumno, un investigador, un implicado, un pensante, un despistado, un votante, un antisistema, un asistemático, un partido, un despechado, un infeliz, un feliz, un analista, un crítico, y un escritor, se pongan a contar la historia que estamos viviendo. Me he dejado al historiador porque historiadores somos todos, jejeje. La faena del historiador es ahora recoger tooodo lo que está ocurriendo y transmitir los hechos, todos reales, todos vividos, todos contados, y todo lo que nos queda por contar, lo que nos queda por vivir. Incertidumbre de muchos que sólo saben unos pocos… Y nadie sabemos sobre lo que sí se es capaz de hacer. Inimaginable era una convocatoria de personas INDIGNADAS reclamando la realidad de un sistema que sólo beneficia a unos pocos, cuando esa no era la idea. Personalmente, puedo pensar que la democracia era un sueño, un mundo de posibilidades cuando lo que se ha vivido en este país es una dictadura donde estaba prohibido pensar, así de claro, estaba prohibido no ser de una manera determinada de ser, cosa imposible porque cada uno es como es… Imposible no lo fue porque fueron muchos años, de una disciplina, de una idea, conseguida a través de una doctrina y unos beneficios que contentan mientras creas y no te salgas del dogma; por supuesto que una idea puede mover a la gente a apoyarla y a entenderla, porque, mientras las cuatro paredes sean las paredes que no estarías dispuesto a derribar y es que ni se te ocurrió ni te dejaste convencer por los que siempre se sublevaron a esas paredes, porque no te pareció lo más conveniente porque ya veías lo que suponía no estar de acuerdo con la norma (el qué? exiliarte?), cuéntame lo cómodo que no te voy a poner en duda… Pero, para uno lo cómodo será lo cómodo, pero, para otro, lo cómodo tuyo no es lo cómodo de uno. Por qué? porque, quizás tu comodidad no contempla la mía. Así, lo cómodo tuyo, DEBERÍA ser lo incómodo, simplemente, porque, dime si estás cómodo con que tu idea de la comodidad no me haga a mí estar cómodo… Y. aún así, el cómodo aún te podrá echar en cara que no te acomodes a esa comodidad dictada, joer, no tienes más que callarte, y acomodarte, hazlo, y no serás infeliz. Hazlo, no pienses, no cuestiones, no seas, y sé en esas cuatro paredes, es más, agradece cuatro paredes que así no te pasará nada, nada que te haga estar mal. Si estás mal, es porque tú quieres… Quizás no se entienda el contexto, porque sí es posible la dictadura, sí es posible una democracia que no es real. Está sucediendo. Es cierto que, mi punto de vista, es único, es uno, el de psicóloga... Seguramente, por definición, no puedo ser de ningún partido, no puedo estar del lado de nadie, y entonces, no estoy en ningún lado, que es lo que me pasa… Aún así, parezco que sea de un lado, o del otro, de los dos y de ninguno. Estar del lado del sentido común, de la realidad que se estudia sin tendencia a verse corrompida porque es que nadie me paga, y yo lo que quiero es corromperme y que me paguen y escondería facturas si hace falta, resulta que el ser humano se corrompe porque no tiene más remedio, y yo quiero corromperme y no puedo… La vida es injusta, la vida no me coloca en el sitio que me corresponde, al contrario, me echan, quizás, porque se piensen que les quito el sitio a los corruptos, a los pelotas y a los mediocres que en realidad son los únicos que se benefician del sistema. Un sistema en el que es posible la corrupción, es un sistema que los demás tenemos que pronunciarnos para decir que eso sólo es el reflejo de un aspecto del ser humano. El ser humano es egoísta, sí, y por supuesto. Es un egoísmo entendido como yo, y yo, yo, y yo, alguna duda? Ya… y yo sin ti, yo sin ti no soy nada… Vamos, como el amor, jejej. Mi yo ha de conectar con tu yo, mi yo, contigo, no es un nosotros, sino dos yoes, ese es el truco. Dile a dos egos que hagan equipo, jejeje, imposible. Matemáticas: yo más yo, dos yo, no “nosotros”; podemos hacer que es un “nosotros”, pero nos lo vamos a creer sólo un rato. Vamos, podría estar hablando de una relación de pareja, que se me da mejor, jejeje, teóricamente, claro, jiji. Es que en Sexología no hablábamos de política, pero que también, todo es política: estoy esperando que en política se contemplen plazas a tutti plenn de sexólogos en la vida pública, o la vía pública, me da igual ;-) Vamos, que es que, si te pones a hacer algo que tenga que ver con decirles a los demás lo que tienen que hacer, no haces nada. La gente no quiere que le vayas a decir en qué se equivocan, en qué deberían mejorar, y que es que a ver si entienden las cosas… el qué? Pues así todo el rato. La organización del ser humano es esta que sucede en todo el planeta: el dinero y Don Dinero. Todo alrededor son decisiones en este sentido. Nadie está pensando ni en derechos humanos ni en sentido común, todo el sentido es el sentido de una administración y una especialidad que es economía (no es sexología, por ejemplo, vaya por dios), y si a una gran población la tienes preocupada en llegar a fin de mes, y si a una gran población la tienes preocupada en caminar no sé cuantos kilómetros para obtener agua, y si a no se cuánta población la tienes matándose en trifulcas territoriales, y si a no sé cuánta población la tienes creyendo que vendrá Dios a salvarlos y a llevarlos a un mundo mejor si se confiesa (no si no hacen mal), pues tienes a tus pies el planeta entero, a los pies y además visto desde arriba, que desde la luna, y desde marte, se ve mucho mejor, porque parece más pequeño, más manejable, y el ser humano es más grande, más capaz, abarca más, sabe lo que hace. Quizás esta entrada de blog sea como un viaje a la luna, del que no vamos a volver.

Posdata…:
La Tierra parece una canica, sí, joer, qué mayor soy, que yo jugaba a las canicas! Todas las canicas me parecían pequeñas bolas de cristal precioso, en cualquiera de ellas podías leer el futuro, posibilidades de ganar el juego y quedarte con todas las canicas del contrincante; luego iban a un bote de cristal, más cristal, y así todo siempre fue tan frágil como que algo podía ser tu material diamante, y una misma por pulir, tratando de entender el juego… Supongo que la culpa es de las canicas, por ganar a las canicas… Si hubiera perdido, ahora me hubiera rebotao pero en plan voy a ganar en las canicas, pero como ya las gané, ahora sólo trato de entender, leer, creer, en los yoes, y en seguir jugando a las canicas pero ahora perdiendo, jejeje, mala suerte. Perdí la habilidad y sólo reclamo comprensión. Como nadie tiene por qué entenderte, haremos de lo que otros nos cuentan una visión, un punto de vista más, que aquí siempre vamos a contar. Titulé esta entrada de blog como “sumario” pues adjunto el sumario (el índice de toda la vida), de lo que ahora va y me puse a leer. El paaaro te otorga taaanto tiempo que puedes escribir y leer a la vez!! Viva el paro, no te jode… Y viva la música, porque no puedo parar de colgar canciones, no puedo casi hablar de otra forma, no puedo expresarme mejor, he abierto el bote de canicas y salen rodando solas con cien mil caminos que recorren todos los trayectos de las arterias y venas mientras fluya la sangre, estemos vivos, y lo podamos cantar, con miedo a todo, a que nadie lea, a que nadie escriba, a que nadie entienda, a que no sirva de nada, a morir mañana, miedo a más miedo, y menos mal que esto sólo es el sumario, el índice del recuento de canicas, de textos que suman puntos de vista, de opiniones que la sección opinión, oye, es lo mejor del mundo! La sección “opinión”, por favor, si es que hasta hace unos años estaba prohibida! Cómo se puede prohibir eso? Y, cómo se puede admitir eso… Está claro que, la canica da vueltas, la vida da mil vueltas, y aún me atrevo a decir que, donde más se ve, es en las personas que ya tienen unos cuantos años y se han emocionado con las personas que han salido a la calle a acampar y a manifestarse y a pronunciar en alto que, lo que esas personas consiguieron derribando CUATRO paredes, ahora va y se sigue luchando porque estamos en el mismo ritmo de música de la idealidad que nunca muere… ok, blog, blog personal, blog profesional, blog en medio de algo… si mi padre se muere, me muero yo, frágil al verle frágil, emocionado porque le emociona el sentimiento de quienes están diciendo en voz alta lo que es exactamente el bienestar, que todo hay que explicarlo ;-) Vamos, y porque yo salí al revés, que eso que se llama democracia, yo estoy por averiguar más bien qué es eso que se llama felicidad… Y, entonces, y sólo entonces, el sistema que recoja intereses generales, y evite corrupciones particulares, recoja sentimientos y comportamientos, y evite malestares, tonterías las justas.

Primera parte.

Causas de la infelicidad.

1. ¿Qué hace desgraciada a la gente?.
2. Infelicidad byroniana.
3. Competencia.
4. Aburrimiento y excitación.
5. Fatiga.
6. Envidia.
7. El sentimiento de pecado.
8. Manía persecutoria.
9. Miedo a la opinión pública.

Segunda parte.

Causas de la felicidad.

1. ¿Es todavía posible la felicidad?.
2. Entusiasmo.
3. Cariño.
4. La familia.
5. Trabajo.
6. Intereses no personales.
7. Esfuerzo y resignación.
8. El hombre feliz.

LA CONQUISTA DE LA FELICIDAD

0 comentarios: