Conclusiones



Espacio para compartir el psicólogo que todos llevamos dentro.

Psicología, Sexología, Salud, Educación, Opinión, Humor, Mascotas...





Hay que instruir deleitando

Ese es el concepto. Parece que este blog juega al despiste, que es un no sé qué que no sé yo, puede ser ;-) Por CATALOGAR el blog con un CÓDIGO DE BARRAS, lo llamamos Blog de Educación. Aquí, quien escribe, trata de hacerlo desde donde más años una ha pasado, que en este caso, es en ese sector. Si hubiera trabajado en el sector inmobiliario, este blog sería un catálogo de pisos, aunque iba a poner canciones igualmente, claro. No todo va a ser LETRA PEQUEÑA. La especialidad de Sexología me llevó por la Educación, independientemente de que, quien estudia Psicología, es posible que una de sus inquietudes sea la consulta. Efectivamente, la Sexología también me animó a pensar en despacho y en sala de espera, no por la Sexología en sí misma, sino porque, quien fuera a consulta de un psicólogo, tener a tu terapeuta especializado en algo que uno no se anima a hablar, pues si dices que eres psicólogo especializado en sexología, pues hablar de sexualidad es un tema más del que se puede hablar en consulta. Por experiencia en salud y en educación, os puedo decir que es más real hablar de sexualidad en consulta que impartir charlas de sexualidad en la realidad. Es decir, que en un tú a tú, que es la consulta, salud, terapia, como lo queramos llamar, el hecho de hablar del hecho sexual humano, ocurre de forma más natural que el hecho de la existencia de este hecho de hablar de sexualidad en organismos y asociaciones, que estás ahí viendo si puedes estar ahí como sexóloga atendiendo en educación sexual de forma natural, vamos, que, cuál es el problema de que no haya un departamento de educación sexual como puede haber un departamento de recursos humanos? Estoy segura de que, después de estudiar Psicología, tenía que haber hecho un master no de Sexología, sino de Recursos Humanos: ahora estaría trabajando para una multinacional, o una multiinternacional, cobrando una pasta, que al final es lo que importa! No, es broma, es broma que quiera cobrar una pasta... no, no es broma, quiero cobrar una pasta! Más de uno lo quiere y y lo hace, y no pasa nada, viviría de la renta si me hubiera dedicado al sector inmobiliario, eso también es verdad… Pero no es el tema. Ni es el tema, ni yo soy el tema: es cierto que soy humana (aunque no lo tengo muy claro), y que estudiosos somos todos, y el estudio del comportamiento humano de esta entrada de blog, tiene que ver con la Educación. Comentando desde la experiencia de al final haber estado pisando colegios e institutos con eso de la Psicología, la Sexología, lo de Monitora y lo de Formadora, y el Inglés! el inglés, yes, profe de inglés, qué le pasa a los españoles con el inglés? pero vamos a ver, si el inglés es más fácil que el valenciano! Vaya por dios, es que no habrá manera de sacarse el mitjà, ya van cuatro veces examinada y no me van a dar el certificado por mi cara bonita, porque bonita soy, por dentro y por fuera, je, pero nada, que no, “ché, fotré” (“ché, joder”). Cambio clases de inglés por clases de valenciano, jejeje, POR FAVOR, mil comentarios ya en esta entrada de blog, INTERCAMBIEMOS conocimientos! Eso sí, hay que instruir deleitando. En el contexto de la educación reglada, es decir, el cole, el instituto, la universidad, las academias, los centros de estudios, supongo que eso lo saben bien… Por lo que yo puedo recordar, lo único divertido de la clase de Historia era leerme la revista “el jueves” mientras comía pipas: sí, señoras y señores, yo eso lo he hecho en clase. Es más, siempre me pareció que hacer pellas, oséase, saltarse la clase, no ir a clase sino estar de parranda por ahí dentro del horario de clase pero fuera del recinto del colegio, era algo que eso no se podía hacer, más que nada porque sí existía mi voluntad de acudir al aula a tomar apuntes, a enterarme de algo, porque, jo, luego te van a hacer un examen! Cómo no vas a ir a clase? pero claro, si luego estás ahí, en tu sitio, ocupando silla y mesa, pero no hay forma (humana) de entender la Historia, pues te lees “el jueves”, que es más de deleite, con historietas más divertidas de entender… Muy mal, sí, y estamos juzgando, por supuesto! Que si me pillaron? bueno, era algo como: “la fila de atrás, atended”, y te guardas corriendo las pipas y “el jueves” debajo de la mesa, vamos, súperescondido, jaja, hay que ver que, de nanos, somos muy tontos! nos creemos que nos la sabemos todas! Luego te toca en tu casa, en la soledad de tu cuarto sentada en el escritorio, enfrentarte con la Revolución Francesa, y los Reyes Católicos, y de Geografía ya ni mencionar, con los mapas ahí que en realidad da igual si la Toscana está al norte al sur, sólo sabes que algún día te gustaría ir allí porque lo viste en una peli, y parece un lugar maravilloso, que será allí donde encuentres tu lugar… Cuando vayas a irte, pues ya te dirá la agencia de viajes dónde está la Toscana! Que hay que instruir deleitando… para aprender. El aprendizaje es el objetivo de la enseñanza, si eso no es lo que queda claro como concepto y mínimo de lo que denominamos EDUCACIÓN, entonces, el Ministro de Educación se verá incapaz de explicar el fracaso escolar, se verá incapaz de dar explicaciones al ESTADO DE LA CUESTIÓN. La Educación, es independiente de partidos políticos, colores, fronteras, porque, de lo único que depende, es de la conciencia del ser humano como tal, si ese ser humano es consciente de que, lo único que importa en Educación, es la evolución del ser humano como especie. Pero bueno, como nosotros somos de los buenos estudiosos del ser humano, sabemos que a la especie humana, lo que le pasa, es que tiene fronteras, colores y partidos. Yo es que claro, mi PROBLEMA es que no tengo ni frontera ni color ni partido, puff, eso eso, cuando me preguntan cómo te va, yo contesto: “puff”. Y sin frontera ni color ni partido en confesión, ya me adjudican frontera, color y partido, porque no ser nada es algo, algo que sólo puedes decir “puff”, porque también digo “bien” y mi cara es un poema, mi cara dice “puff”. Habrá que ENSAYAR cara delante del espejo, una cara que, cuando contestas “bien”, parezca “bien”. Si fuera Ministra de Educación, sabría poner la cara correspondiente, o quizás no soy Ministra de Educación, porque no sé poner la cara correspondiente… Si las cosas pasaran por casualidad, no pasarían tantas cosas ;-) Personalmente, venga, ya voy teniendo una edad (pero no la aparento para nada, jiji), la Educación pasa por casualidad. Exactamente hablando, es el Aprendizaje el que tiene lugar por casualidad. La Educación, refleja una FILOSOFÍA detrás, y por eso, pues sí que hay fronteras, colores y partidos que DECIDEN qué es lo que se enseña en educación, qué es lo que la especie humana ha de aprender. Y esa especie, esa especie de especie que habita el planeta y que educa a sus educandos, se cree que las pequeñas “amebas” que van al cole aprenden lo que les enseñas… Si el adulto, por adulto (maduro, como cuando la naranja madura y cae del árbol por efecto de la gravedad en órbita, esto se llama física y química, como la serie esa de la tele! o la manzana que madura y entonces se le hizo la luz a Newton en toda la cabeza, o la manzana de Adán y Eva que es la manzana con gusano con más pedagogía de la historia), ya pasó por la enseñanza, debería de saber que una cosa es lo que se enseña y otra cosa es lo que se aprende. Lo suyo es eso que los estudiosos de las enseñanzas, que por hacer eso nos dan un título en Magisterio, en Profesorado, en Pedagogía, y en Psicopedagogía (que también existe, aunque ahora se llama Orientación Educativa, renovarse o morir, siempre), pues que el MÉTODO lo es todo, por supuesto. No es lo mismo contar la Historia en plan que no llega, que nadie entiende, que es aburrido, que te pones ahí con “el jueves” porque una hora de clase se puede hacer eternamente larga… pues que eso, metodología de la enseñanza, de eso iba esta entrada de blog! Dios mío, creo que hace unos cuantos renglones me despisté del tema! Sí sí, jugando al despiste, que es muy divertido! No dejo de ser seria, para quien anda despistado, y me pongo seria, porque este blog es serio, yo no sé quién no se ha enterado aún de que eso es así. Y yo no quiero ser seria, para nada, y seguro que no lo soy, porque entonces no podría escribir ;-) Para quien lee, aquí quien expresa es haciendo que una escribe, quizás se llama ensayar, porque nunca se deja de aprender sobre lo que quieres saber, y la ESCRITORA dice que, “en sustancia, yo soy la materia de lo que escribo”, dijo José Saramago, que es que yo lo he leído… A uno se le nota lo que lee, lo que no lee, lo que hace, lo que no hace, eso está claro. Sólo uno lo que realmente ESPERA, es gustar. En mi caso, yo sé que no voy a gustar, ay, está bien ser consciente de…, el mago incluso sabe que, cuando levanta su mano derecha, hay que mirar su mano izquierda, no por eso deja de gustar, ni de ser mago, sino que, es difícil dejarse llevar, es difícil aceptar que alguien te pueda aportar algo. Uno selecciona quién le habrá de aportar. Y, así, uno aprende enseñanzas, de forma reglada, es decir, de forma que el dogma te va a entrar por los ojos, por los oídos, por cualquier sentido, y también está lo que te entra sin querer, y querer que te entre, y te entra, y si no es lo reglamentario, entonces es que es magia, pero, no tienes por qué revelar tus fuentes, y, entonces, la magia no está donde realmente debe de estar, en el plano social, no habrá quien reconozca oficialmente que le estás diciendo a la sociedad, que simplemente lo que realmente importa, es pasarlo bien, aprendiendo, enseñando, contando, escribiendo, leyendo, escuchando, viendo, sintiendo, creyendo, creando, soñando… Si hay que instruir deleitando, también hay que trabajar divirtiéndose… Quizás aquí quien escribe no sabe hacerlo mejor, o peor de lo que una lo hace. En realidad, no valdría la pena sentir satisfacción entendiéndolo como alegría, echarse unas risas, y deleitarse, si luego, hay que tocar el suelo sobre el que piensas trabajar. Os puedo contar lo que es la Educación porque estamos en ello, pero estamos también qué es trabajar, tratando de trabajar… para alguien. Como intrusa de la realidad, y desconcierto de lo que escribo, trabajo para mí, porque yo quiero, porque me gusta, porque sé que es para lo que sirvo, que es la consulta, eso que no es Educación pero sí lo es, eso que no cuentas a nadie porque es confidencial, eso que a nadie le importa pero debes saber venderte como terapeuta, cosa que yo no sé, eso que es íntimo y no está en el blog, eso que una que su creencia es el ser humano, y está aquí y ahora, jugando al despiste, con canciones y causas perdidas, por hacer algo mientras, y, sin embargo, después de la Educación va el Trabajo, y si desde aquí hablamos de deleite en Educación, para quien enseña y para quien aprende, no puedo evitar decir que el deleite debe EXISTIR en el trabajo, en ese curro que todos queremos vernos haciendo algo ÚTIL, y claro, que nos reporte dinero, por supuesto, es como estamos esa especie humana organizada. Si es así, si la vida es así, pasarlo bien en el trabajo no debería ser una razón para no coincidir en FILOSOFIA de la empresa. Lo único que importa realmente, es pasarlo bien aprendiendo y trabajando. Yo, no sé cómo decirlo, no sé qué hacer ya. No sé cómo contarlo, no sé si lo sentimos igual, no sé si… no sé si me debe "traer al pairo" mis propias teorías, expresión que me llamó siempre la atención, o es que mi lenguaje está encriptado, quien lo desencriptará, que también me llama la atención, o es que, entre tú y yo, tú que lees y yo que escribo, agradezco al destino que te haya puesto en mi camino ;-) Vamos a seguir con las causas perdidas, qué le vamos a hacer!

0 comentarios: