Conclusiones



Espacio para compartir el psicólogo que todos llevamos dentro.

Psicología, Sexología, Salud, Educación, Opinión, Humor, Mascotas...





Orientar al orientador educativo

Bueno, quizás lo positivo de no formar parte AÚN del sistema público nacional educativo de este país desde el que una AÚN sigue escribiendo, es decir, que no soy funcionaria educativa, vamos, que, oye, me iba a presentar a la convocatoria este año para Orientador Educativo, y va y es que no hubo convocatoria este año, supongo que, por la crisis, o porque el propio sistema, la verdad, no tiene mucho sentido. Sinceramente, a mi entender, que tampoco es mucho, je, convocar puestos de trabajo cuando ya hay personas que se presentaron para eso, todos haciendo ahí cola en una lista de espera, pues oye, para qué vas a hacer que más gente se presente, si aún le tienes que dar trabajo a todos los que se presentaron en años anteriores? No es por nada, pero podrían haber convocado, eso que recaudan, parece mentira. De verdad, eh? O sea, a mala hora titulé este blog como “estudio del comportamiento humano”, y a mala hora voy diciendo por el Facebook, en mi perfil y en la página y en el grupo “psicología”, que yo creo, amo, o yo qué sé qué dije cuando lo escribí, que, vamos, que me encanta el ser humano y esas cosas. Válgame dios, al final voy a tener que, dejar de creer en el ser humano, y empezar a creer en Dios. Por salud, básicamente. Aquí, que hemos hablado de Dios, (y seguramente nos falte hablar de muchos otros asuntos, lo que pasa es que soy un poco obsesiva…), los ESTUDIOS dicen que tienen mayor calidad de vida quienes creer que quienes no creen. Me refiero a, creer en Dios. Desde aquí, proponemos a aquellos que, por decreto deban realizar estudios (para justificar y por obligación de su puesto de trabajo) y porque quieren sumar puntos para conseguir determinado puesto de trabajo (yayaya, no sé qué hago no haciendo un doctorado! ay, ya dije que no una vez, no tengo por qué decir no dos veces, no? calla calla, yo lo valgo como para que me paguen A MÍ para hacer un doctorado, no te jode! jejeje, yayaya, me quedo sin puntos, ya lo sé, caca pedo culo pis), que investiguen sobra la calidad de vida de, quienes no creyendo en ningún dios, les queda la experiencia que viven el día a día en contacto con los seres humanos que es lo único que tienen. Supongo que la hipótesis es nula, es decir, no vale enunciar que quien cree en el ser humano es feliz, porque ni es así ni conviene estudiar esa premisa que nunca se va a confirmar. Cómo plantear el estudio? Puedes decir: quien no cree en dios, cree en el ser humano y sabe ver el lado positivo de la vivencia humana. Por descontado, quien no tiene una creencia religiosa, no le queda más remedio que creer en algo, pongamos que, en el ser humano, que, como digo, es lo único que le queda, y entonces, lo suyo es, ver el lado positivo de las cosas. Así, sin doctorado, sin puntos, y, dios mío, sin futuro, quien os escribe os dice ya cuál es el resultado del estudio! Pues mira, lógico! No te digo! A ver, sabemos ya en qué tipo de blog nos hemos topado? En ese que tenemos todas las conclusiones, por supuesto, y sin puntos! Que sí son puntos, puntos que ganamos en sabiduría, filosofía, compartir, y que psicólogos somos todos, pero, bueno, ya, no nos van a dar puntos para formar parte del equipo de trabajo de, lo que sea privado o público, eso ya, dependerá de, enchufes, trifásicos, y una memoria de elefante, y unos criterios A MEDIDA DE QUIÉN que cumplir. Lo que ocurre en este blog, es que no vamos a parar de preguntarnos. Como psicóloga, me voy dando cuenta, por mí misma y por las consultas, vamos, somos la misma cosa, así lo vivo y por eso así escribo (así vivo) que hay preguntas que no, por así decirlo, no están bien planteadas. Es decir, que, todas las preguntas que nos hacemos, no tienen nada que ver ni con el bien ni con el mal, simplemente, son preguntas, dudas, sobre uno mismo, sobre lo que vive, sobre lo que ve. Sin embargo, en todo eso que vivimos, vemos, oímos, y todo eso que nos tiene sintiendo, nos hacemos preguntas que no tiene respuesta. Vaya por dios, jaja. Ay, yo tampoco tengo la culpa de no creer en dios, ojalá creyera en él! La MISIÓN de la psicología es preguntar para qué (no por qué, o no sólo por qué), hacerse determinadas preguntas. Desde esta reflexión, podríamos hablar de muchas cosas. LO haremos lo haremos, nos queda tanto por hacer… En esta entrada del blog, desde fuera, que quizás y seguro y siempre es que es más fácil así, y porque mi inquietud, mi experiencia y mi formación tienen que ver con el ámbito educativo, les cuento a mis compis que sí están ya formando parte de la biografía de este país, es decir, están en los coles y en los instis, haciendo lo que pueden porque ponte a trabajar en cien mil cosas, leyes, y personas a la vez, que el destinatario diana u objetivo del trabajo, o sea, los alumnos, acaban por entender poco lo que un departamento de orientación educativo hace con ellos. Hablo de esto porque evidentemente me toca la piel de lleno, o sea, así son las cosas, que te toquen bien, la piel los huevos… jejeje. Pues si me espera en alguna de esas convocatorias de ESTADO que me pregunten sobre la orientación académica y laboral de los futuros NINIS, ya quiero yo decirles a quienes ya están trabajando en ello en los instis, que los alumnos, no se enteran de nada cuando se les hace esa orientación académica y laboral por decreto… Como yo no soy funcionaria, vivo el backstage, es decir, lo que está detrás del escenario, lo que está detrás de lo que se debe, de lo que existe, y de lo que se dice. Por eso soy más infeliz, jaja, porque lo que vivo es la realidad del sufrimiento, por dios! (tendré que acabar por creer en dios y en alguna felicidad más allá de esta, fijo). Todo está relacionado, y todo tiene una explicación, y, ahora ya lo entiendo: mi nota más baja en mis estudios como orientadora educativa, fue precisamente en orientación académica y laboral, y es que porque fui demasiado abstracta, no me digas? ole ole, quizás también fuera porque yo por aquel entonces estaba para que me orientaran a mí, que, no es por nada, pero sigo igual! Que yo crea en el ser humano y mi vida sea la consulta, no quiere decir que eso es lo único que podría hacer, y que, sin orientación académico y laboral, ya sé que lo suyo es estudiar para ser funcionaria, eso cuando acabé la carrera, ni lo sabía ni me interesaba ni me lo podía imaginar, eso, ahora, ya lo sé… Lo que vivo y en lo que trabajo, podría no contar nada, podría no haber credo este blog. Pero, vaya, una no cree en dios, y cree en el ser humano! cree en, que, contando experiencias, vivencias, y compartiendo conclusiones, podemos hacer cosas, y, yo qué sé si en lo privado o en lo público, llegaremos algún día a descubrir cómo es mejor que funcionemos los seres humanos, si en lo público o en lo privado, ya nos contaremos si aún seguimos vivos, ya hablarán de ello quienes vivan para contarlo. Creer en lo público y en concreto en el ámbito de la educación, es querer contar que un alumno no sabe qué se le pregunta cuando se le pregunta en eso que es la orientación académico y laboral en el instituto, como si tuviera que contestar en ese momento y su vida fuera en ello. El alumno contesta, sí, a lo que se le pregunta. Es un ALIVIO que se haga orientación académico y laboral, pero, ya que se hace… no? El alumno responde a los tests, el alumno, contesta a lo que se le pregunta, y el alumno ve, lo mismo que vemos quienes AÚN no somos funcionarios: que, si un ítem (una pregunta del test) quiere saber si nos gustaría salvar a alguien que se está quemando en llamas, el alumno dice que sí, que le gustaría y que, si pudiera, lo salvaría, de entre quemarse en llamas y terrible sufrimiento, pero, que, eso, no quiere decir que uno quiera ser bombero. Al final al final de esta entrada de blog, lo que yo quería decir, es que, a ver qué preguntas nos hacemos los seres humanos…





0 comentarios: