Conclusiones



Espacio para compartir el psicólogo que todos llevamos dentro.

Psicología, Sexología, Salud, Educación, Opinión, Humor, Mascotas...





Conservar la cabeza para pensar

Intentaba vivir paralela a ciertos temas, pero la vida alrededor existe y nos influye directa o indirectamente. Y hasta que no he visto que me afectaba directamente, no me había animado a sacar la rebelde que hay en mí. Es cierto que, con la edad, la persona se va relajando, por decirlo de alguna manera, y si es que alguna vez se vio alzando la voz, que es el caso, efectivamente. Escribir aquí para mí es simbólico. Estoy convencida de que no soy la única persona que piensa como pienso. Y, por supuesto, estoy convencida de que no hace falta pensar igual para poder entender el punto de vista que reflejo aquí. Ocurre que pasaban los días, hasta que necesité una fecha, la del miércoles 29 de septiembre. Depende de las circunstancias, puedes verte más o menos, o nada implicado en una huelga general. Personalmente, no he ido nunca a una huelga, pero es que no he ido nunca a una manifestación. Y seguramente sea porque no estaba en el momento, pues manifestar, me manifiesto, como cuando se hace Ouija y esperas que el más allá se manifieste? pues igual, pero del más acá, yo me manifiesto, pero es que siempre lo he hecho a título individual (y cada vez me manifiesto menos, que es mejor ser borrega! aunque va y encima hace poco padecí no haberlo hecho, ese masterCAP terremoto!). Total, que si uno se manifiesta, que sea en masa, eso está claro. Y si la masa se manifiesta y un individual individuo no quiere, pues… ay, no sé, que no te pille en el ajo, hijo, no sé qué decir… Es que resulta que el susodicho día, miércoles 29 de septiembre, tengo previsto viajar, coger un avión, y yo no sé si va a despegar, no por el piloto, o sí, porque puede ser que, ese día, el “follow me” no acuda a su puesto de trabajo, y así no se puede despegar. Por hache o por bé, yo no sé qué va a ser. Si no tuviera que viajar, a mí plin. Iría a trabajar, que bastante es con los tiempos que corren. Sencillo de entender. Pero mira, ante la duda, va y ahora viajo otro día, y que vayan los sindicatos a explicarle a mi curro por qué viajo un día antes… A ver, yo procuro trastocar lo justo y necesario la vida de los demás, je, por qué no hará lo mismo todo el mundo? Exacto, esto es un pensamiento erróneo: el resto de la humanidad no tiene por qué pensar como uno mismo… Y va a ser que esta huelga, mira y cuida por los intereses de los trabajadores, y me van a hacer a mí trastocar mi trabajo… mmmmh, ya así me despierta incredulidad, así que, pensar en el resultado, ya me posiciona de antemano no sólo en no creer, sino en no estar de acuerdo. Ya lo dije en una entrada de blog anterior, que se manifiesten los parados, que ya sólo con los que son, hay para llenar las noticias, enfocando cada ciudad de España, y llamémosle España, para entendernos… Vamos, que pueden salir a la calle todos los días. No hay un sindicato de parados? porque lo que es de trabajadores… Un sindicato de parados no cobraría (tampoco vale el “enchufao parao” que luego va y consigue trabajo, que el que no corre, vuela). Si yo no digo que no, si está muy bien un sindicato, de trabajadores, que velan por los intereses, de los trabajadores (bueno, es un poco lo de “por mí y por todos mis compañeros, y por mí primero”, lógico y normal), y querría decir que, más que reivindicar, negocian… que sí, que me incluyo trabaje o no, siempre me hará ilusión que luchen por mí! La realidad tiene toda la pinta de que, si por la empresa fuera, por definición, empresa, privada o pública, sí, pues se volvería a la esclavitud. De ahí que la gente se junte, y que la unión haga la fuerza, todo para que, quien tiene el dinero, no se pase de listo… que es que, vaya, el que emprende, desprende ganas pero de quedarse con todo lo que “sus” trabajadores producen, ala, a producir pero que nadie se haga rico salvo el que empezó todo, como si él solo hubiera podido conseguirlo… vamos, como Dios… Si los sindicatos tienen que recordar a los jefecillos que ellos solos no son nadie, apaga y vámonos… huelga, claro. De hecho, se me ha ocurrido pensar que, si resulta que conservo la idea arriesgada de mantener el billete de avión para el día 29, lo suyo es que, si apareciese en el panel “vuelo cancelado”, me devolviesen el dinero, porque ya sería el colmo que ese día “sus” trabajadores que fueran a la huelga no cobraran ese día NO trabajado, pero que cobraran por el servicio NO prestado. Esto no es real, era un suponer. Más verdad es el choque de funciones e intereses. De todas formas, a mí me iban a joder, porque yo no quiero que me devuelvan la pasta gansa, sino volar! Y claro, por si acaso, viajar un día antes, ya. Más vale prevenir, que quedarse con cara de circunstancia… La cara de circunstancia la tengo ya, se ve, no? Uno no sabe qué pensar: en un gobierno de izquierdas, los sindicatos, de izquierdas, convocan una huelga, claaaaro. Un gobierno de izquierdas, tomando decisiones de derechas, entonces que los sindicatos citen a una huelga, es más comprensible, claaaaro. En un gobierno que ya ha tomado decisiones, las que sean, la huelga promulgada por los sindicatos es para… justificar su existencia, clarísimo. Sigo sin saber qué pensar. Que si escuchas a los periodistas de un lado parcial, que si escuchas a los del otro lado parcial… eso me pasa por “imparcial”… Qué va, trato de serlo, porque las decisiones no son de un lado o de otro, sino del momento que se esté viviendo. Lo sé porque es lo mismo que tener novio, jaja. Ese novio que es más rana que príncipe, también es verdad. Y, con todo, presuponemos que este gobierno de izquierdas está tomando decisiones de derechas, pero sin saber exactamente qué haría esa oposición que quiere gobernar este país de manera derecha, correcta, recta, o más sabia. Quizás porque, si las decisiones actuales las tomara un gobierno de derechas, no daría tanto el cantazo, pues no se espera que de izquierdas se sea tan impopular… pero, de derechas sí? ah, pues, qué cosa, no? lo impopular es impopular, digo yo… o es que los de derechas hubieran tomado otras decisiones? más populares, que sólo sea porque el nombre acompaña… Sinceramente, sólo por no ver cómo la oposición se frota las manos con la huelga, espero que sea un fracaso ;-) Si yo entiendo a la oposición: se lo está currando como que es su posición, lo que no va a hacer es currárselo como gobernantes, eso ya lo harán cuando gobiernen… Lo que no va a hacer la oposición, es desvelar la receta mágica… Es como si ahora Coca-Cola, o Telepizza, desvelaran el secreto de las burbujas o el secreto de la masa, ya dejarían de tener encanto, autenticidad… Pues lo mismo, la oposición, si ya es auténtica en sus formas, en el gobierno harían maravillas seguro. Yo no sé si votarles, total, Zapatero está condenado… cuando sopla el viento, se lleva todo por delante. “Los otros” ahora dirían: “si fuesen competentes, no habría soplido que los quitara del gobierno”, ya, pero es que, esto de la crisis, no es un soplido, y porque nada es una estaca, nadie es un palo inamovible. Para dónde sopla el viento? hacia la dirección que más conviene, de izquierdas y de derechas, la quimera (la fiebre) del oro. Yo lo voy a entender, pero es que, para gestionar un país, hace falta gente competente, y eso sí que es parcial: posicionarse en el lado del trabajar por lo que quiso el protagonista estar ahí. Nadie obliga a los protagonistas de nuestra organización como país, o mundo, me da igual, a que se pongan ahí, pero si se ponen ahí, es para una función específica, punto. Dinero, estabilidad laboral, queremos todos. Conocemos una forma de organizarnos en la que delegamos en otras personas, pero no queremos ver las noticias y comprobar que el ser humano es mezquino. No tiene sentido. Lo es? el ser humano es egoísta hasta la crueldad? porque existirán mandamientos, que Dios lo ve todo, y reglas, que habrá que convivir, pero luego, hacemos lo que queremos, eh? ayyyy. Como Braveheart, libertad! y el pobre se quedó sin cabeza… por no saber utilizarla? vaya por dios…

0 comentarios: