Conclusiones



Espacio para compartir el psicólogo que todos llevamos dentro.

Psicología, Sexología, Salud, Educación, Opinión, Humor, Mascotas...





Objetividad subjetiva sintomática


Así que yo me acuerde de aquellos maravillosos años de estudio, vengo a contar la diferencia entre síntoma y signo. Lo digo porque esta entrada de blog trata de síntomas. Adjunto enlace, creo que la Psicología va siendo un poco contar realidades, y como un texto así nos lo podemos encontrar en el periódico, pues una va y lo cuelga. No voy a entrar a ANALIZAR el texto, es que, mi idea, es colocar el texto tal cual. Pero no, je, el texto es para analizarlo, jejeje. Más que nada, porque no me canso de comentar que estas cosas que se cuentan, no sé, ya que se cuentan, pues, vamos, os lo pongo con un ejemplo: y es que, poner ejemplos, siempre fue un poco como que, para que todos te entiendan. Pues vivan los ejemplos. Y lo digo por mí: yo fui esa alumna ingrata que pedía ejemplos hasta en matemáticas! Imposible, por eso, siempre suspendía, jejeje. El siguiente texto, entiendo que podría ser el inicio de algo, quizás lo sea, ni idea. Por lo menos ahí va y ahí está. El artículo habla de síntomas, y a mí se me antoja contar la diferencia entre síntoma y signo, porque me hace ilusión eso, recordar la teoría estudiada, aunque no haya forma de aprobar el PIR! je. Pues síntoma, como bien explican en el periódico, es la sensación subjetiva de algo que a uno le pasa. Es lo que uno siente en su cuerpo sobre su cuerpo, incluido el alma. O como ya existió la distinción entre cuerpo y alma, lo subjetivo es lo que sientes en cualquiera de las dos formas de sentir. Qué bien me explico. Ya sé por qué la Psicología no domina el mundo, jaja. Total, eso sería el síntoma, lo que uno siente, cree, y presiente. Y el signo es lo que a uno le pasa PERO que otra persona puede ver, porque es lo objetivo, lo que está ahí, y se puede diagnosticar, se puede analizar, se puede observar, desde fuera de uno mismo, existen herramientas que captan esos signos. De hecho, uno mismo puede no saber que le pasa algo, y ahí están los signos, suele pasar que uno no sabe interpretarlos, pero alguien externo a uno sí, que son los demás, que para eso estudiaron, por ejemplo, Medicina. Entonces, vivan los ejemplos: los síntomas, es como decir "me duele la cabeza", y va y te hacen todas las pruebas del mundo, y no hay sitio donde esté colocado ese dolor de cabeza. No deja de ser dolor de cabeza, lo que ocurre es que no hay manera de encontrarlo, pero uno sabe que está ahí, lo sientes, lo padeces, no te lo has inventado, o sí, da igual, porque, si te lo has inventado, será por algo, eso es síntoma de algo, jejeje. Y entonces, la Psicología hace un papelón en la vida de los humanos que yo supongo que me moriré antes de ver cómo los psicólogos dominaron el mundo. Tampoco es mi idea, también es verdad que me hubiera dedicado a la política, pero me pareció que no había estudiado la carrera correspondiente, jejeje. Lo que me pasa, es síntoma de algo, seguro! Por lo que nos atañe, escuchemos los síntomas, los signos, y acudamos a donde nos corresponda. Para eso el ser humano fue curioso, estudió al propio ser humano, y estaremos atentos a la divulgación de todo lo que tenga que ver con nuestra salud, física y mental, somos las dos cosas y es un acierto que cada vez vayamos conociendo que eso es así. Así resumiendo, porque lo físico, a la vez, son muchas cosas, son muchas las áreas, y es que en lo mental, también, son muchas las áreas. Y muchas las teorías, pero eso ya en plan estudioso, por organizar un poco las cosas, porque en la vida real es todo. Lo que sucede es que, según se cuente, existirán tres planos, o cuatro, o yo qué sé, yo me quedo hablando de dos, físico y mental, he dicho, pero porque esos dos planos tienen cincuenta cada uno. Esto es sólo una teoría, bueno, la de siempre. Ves? ahí está lo que me suscitó el artículo, que se pusieron a hablar de tres elementos. Vamos, si es que, elementos, hay mil. Se me vio la intención de mencionar los elementos que entiendo yo cuando va y me puse a definir lo que es síntoma y lo que es signo. Sinceramente, con eso, para empezar, es un comienzo, y luego ya, tenemos a la sabia medicina en los signos (he dicho medicina, no médicos) y a la sabia psicología en los síntomas (he dicho psicología, no psicólogos). Ya debe ser algo por "deformación" profesional, o porque nunca me gustó la confusión de las cosas, que siempre me gustó llamar a las cosas por su nombre. También es verdad que estuve a punto de dedicarme a la gramática, ortografía, lenguas y darle vidilla al inglés y salida en forma de guía turística. Me equivoqué de profesión... No, así tal cual os cuento, esto tiene toda la pinta de ser psicología, lo que pasa es que va haciendo falta ya un viaje transatlántico, jejeje. Todos tenemos síntomas.

Artículo Escuchando a los síntomas.

0 comentarios: