Conclusiones



Espacio para compartir el psicólogo que todos llevamos dentro.

Psicología, Sexología, Salud, Educación, Opinión, Humor, Mascotas...





Supernanny



En palabras de la psicóloga Rocío Ramos-Paúl: “Todo lo que pueda fomentar hablar de educación es maravilloso; cada caso es un mundo, nadie nace sabiendo y lo que podemos hacer es asesorarnos; espero que el programa dé ideas a los padres de cómo cambiar algunas cosas en casa”. En palabras del genial Groucho Marx: ” Encuentro la televisión muy educativa: cada vez que alguien la enciende, me retiro a otra habitación y leo un libro.” En este caso, haremos una excepción con Supernanny. En realidad la televisión tiene muchas excepciones, porque hay variedad de temática. Para ser más exacta, desde mi opinión, lo que diría es que la televisión tiene muchas funciones. Hace tiempo que ya no hay una sola tele, es decir, un solo canal de televisión, aunque haya mucha programación de canales que se parezcan, también hay canales temáticos, y lo que hay, principalmente, es la opción de darle al mando y elegir en el abanico determinado de opciones, y en ese mando siempre existe el botón de apagar. Al menos que el televidente no se crea aquello de “lo que se programa en las cadenas de televisión es lo que la gente pide”, por favor, que nadie se lo crea! Lo de la audiencia es algo que siempre me ha intrigado, porque a mí nunca nadie me ha preguntado qué es lo que veo, lo que no veo, ni lo que me gustaría ver. Si me preguntaran, contestaría que quiero que me pongan a una hora decente determinados programas que retransmiten a horas intempestivas. Nadie me haría caso, cosa que ya va siendo lo habitual, en la vida del que pide ;-) para qué preguntarán? si preguntan. Ay, por ejemplo, yo programo un blog, y pregunto: de qué queréis que hablemos? en este caso, no es una encuesta representativa, porque me contestan “cuatro gatos”, por tanto, se ofrece lo que cuatro gatos y una misma se le ocurre entre la maraña de neuronas que escurrimos y se alargan y se encojen tratando de comunicar algo. Básicamente soy yo quien decide qué contar y qué poner en el blog, así que, me siento como quien programa el contenido de un canal de televisión, de comunicación. Lo que pasa es que no cobro lo mismo, vamos, que no cobro, lo hago porque quiero! qué guay, eh? sí sí, espérate que algún día me haga con un canal de televisión, os iba a aburrir con Supernannys, Redes, documentales de macacos, pingüinos, leopardos, Buenafuente, Muchachada Nui, cocina, música de Radio 3, Españoles por el mundo, Aída, Aquí no hay quien viva, Friends, Cómo conocí a vuestra madre, y Pasapalabra! Qué bueno quien inventó el zapping! Uno no tiene todos los programas que le gustan en un mismo canal, y por eso está el zapping y el apuntarse cuándo echan el qué! Y no es que, como en la tele no echan ná interesante, va y la apagas y te pones a leer. Al fin y al cabo, leer el qué? también hay libros que son de “apaga y vámonos”, ni todo está en los libros, ni todos los libros son más que la tele. Lo suyo es compaginar lectura con tele, ay, o no? y con radio, y con, yo qué sé, gimnasio? jejeje. Tiempo para todo. Mucha oferta, sí. Y la demanda no es siempre lo que nos ofrecen, eso es lo que estábamos diciendo. Hay mucha cosa en la tele que a uno no le interesa, y que no demandaría, simplemente existe. Otra cosa es aquello de “como no hay otra cosa, esto es lo que veo”. A ver, eso tampoco, no vaya a ser que se crean quienes ofrecen que eso es lo que uno quiere, porque es sólo una cuestión de falta de, no sé, imaginación, motivación, y formación, para hacer otras cosas, y va y lo que haces es tragarte ese programa que no tiene más, programas que están ahí como rellenando un espacio, hablando de asuntos que en realidad nos importan un bledo, que podríamos vivir sin esos programas, que además, y es en lo que yo me podría detener, que son programas hechos de cualquier forma, que dan igual las formas, que no dan igual, en televisión está todo pensado, programado! quizás porque quienes programan se creen que hacer las cosas de cualquier forma y ofrecer cualquier tema que ellos quieran promocionar, es lo que a nosotros nos interesa o es que nosotros nos comunicamos así, o es que nos apetece estar sentados en la butaca viendo cómo no se entiende nada de lo que dicen, debaten, o que sus debates nos van a aportar algo en la vida… Entonces es cuando, la idea de aportar, no siempre es la idea. No todo en la vida todo lo de la vida nos tiene que aportar algo… ya. Sin embargo, aporta, quieras o no. Estar sentado en la butaca viendo lo que sea, se te está metiendo en las neuronas, sepas lo que es una neurona o no lo sepas. No todo el mundo sabe lo que es una neurona, ni todo el mundo ve “Redes”. Claro, y, para quien no ve “Redes”, que vea… puff, qué programa podría nombrar que no se me eche todo el mundo encima? Pero vamos a ver, si es que además, yo veo Gran Hermano! oyoyoyoy, y lo veo, pero yo lo que querría es participar en Gran Hermano, que no es lo mismo. Verlo desde mi butaca, es como participar sin estar ahí en la tele haciendo de las mías. Alguna vez comenté que un estudioso llegaba a su casa y se calzaba sus zapatillicas de andar por casa, y como en su casa, se sentaba en su sillón y le echaba una ojeada a una revista de esas que tienen más fotos que letras, y en todo caso las letras pues tampoco interesaban más que las que se pueden leer en el periódico. Ya he mencionado en alguna entrada de blog este hecho, y es que yo, lo que quiero, es que todos nos sintamos supersabios en el momento en el que somos capaces de ver algún programa en el que no nos estén diciendo cómo tuvo lugar el big bang del planeta, o cómo fue el planeta de los simios, o cómo se comunica una neurona con otra, si es que se comunica, jejeje. No todo va a ser naturaleza pura y dura. A ver, naturaleza es todo, o no? En qué consiste la condición humana? pues precisamente en la condición del zapping! Inventada la tele, y abajo dictaduras, habemus canales diversos, viva el zapping, y bienaventurados aquellos con criterio para elegir, unas veces conectar con el mundo a través de los avances en neurogénesis, y desconectar a través de los realitys y debates sobre aforismos de las vidas de quienes exactamente no nos están diciendo que, por ejemplo, en la isla de Malta no hay paro! porque no es lo mismo un programa sobre vidas anónimas que sobre vidas con nombres y apellidos. Un ejemplo de vida anónima es la vida de quienes, sin nacer sabiendo, y sin imaginarlo, ocurre la posibilidad de la existencia de una supernanny que, gracias a las familias que se ponen en contacto con este programa (o al revés, la tele tiene sus trucos, pero de eso, ya hablaremos otro día, aunque hoy nos veamos hablando de televisión, esto no se acaba), la televisión permite mostrar conductas, y el programa que hoy nos ocupa, muestra y demuestra la dificultad en la educación; otra cosa es la terapia, que trabaja otras áreas del comportamiento. Un programa como el de Supernanny, a mí sólo me despierta interés y agradecimiento de que exista un programa así, que sirve de excusa, de punto de partida, y de forma de hacerse ver, en un tema que en realidad nos interesa a todos. Yo siempre pronunciaré las palabras “a quien pueda interesar”, que las aprendí de un gran profesional del sector que me tiene atrapada, que es la Sexología. Un día haré un especial de él, y después de eso, ya me podré morir, porque sé que os dejaría en buenas manos. Si lo que va siendo la Sexología que me secuestró, la Educación siempre me ocupó, que son cosas distintas. Mi currículum es más educativo que terapéutico, aunque el blog sea más terapéutico que educativo, jejeje. Yo ya no me puedo educar, pero sí me puedo tratar de sanar! Eso, siempre. Eso espero. Que el blog me sane, eso ya, lo dudo. Que sane a alguien, aún lo dudo más. Que ya estamos educados y sanados, eso seguro. El blog es la circunstancia del momento que nos une en cuanto que una de las condiciones, entendida como característica, del ser humano, es la capacidad de comunicación. Si por la vía de la comunicación, vía blog, llega de emisor a receptor qué bueno es compartir la necesidad, el reto, la torpeza, la desesperación, la desorientación, la aventura, la experiencia, la inexperiencia, la inquietud y el interés por la educación, entonces si esto es supernanny superblog, eso es lo que es. No me vale “oh, sí, claro, veo el programa Supernanny y, qué fácil es todo, todos contentos”, que es lo que yo he podido oír. Supongo que no soy la única que lo ha podido escuchar. La Rocío (es que vivo en una zona de España que se nombra el artículo determinado antes que el nombre propio) lo habrá escuchado también. Pero es que, el programa de televisión, sólo es eso, un programa de televisión. Groucho Marx, que le conozco como si le hubiera parido, jaja, pues hubiera dicho en este sentido que, la Supernanny de la tele es como la mosca de la tele: ella sabe, sabe el camino, sabe por dónde hay que ir, y nos invita a consultar, a asesorarnos, a preguntar, a querer saber más, a tratar de entender, de hacer, de resolver, de salir de una situación viciada, de qué hacer con nuestro propio comportamiento para poder hacer sobre el comportamiento de los peques, que no es que se comporten mal, es que, el comportamiento que vemos en nuestros peques, no es el comportamiento más saludable en todos los sentidos. Porque la palabra “saludable”, no es una palabra que empieza por “s” en la ruleta del programa “Pasapalabra”, que es saludable, lo nombré antes como ejemplo de programa cabezudo, jejeje, sino que, “saludable” es el concepto que nada tiene que ver con el malestar en casa cuando se está, yo qué sé, peleando con los nenes? No se quiere que los peques hagan las cosas que los adultos quieren porque se quiere una vida de adulto donde no se tiene en cuenta a los peques; eso, no es no nacer sabiendo, sino, nacer sabiendo que no se quieren niños, y va y los tienes. Cosa que ocurre, habitual. Y si tienes nenes? Si tienes nenes, no crecen solos. Nunca se crece solo. Se crece aprendiendo. Y las madres y los padres, no crecieron sabiendo, aunque sea queriendo. Entonces, para quien quiera, está Supernanny, y este superblog, je. Me puedo hacer eco, para que llueva sobre tejado mojado, de que este programa de televisión arrima el ascua a la sardina, que es lo mismo que decir, que los psicólogos somos un recurso, en realidad no televisivo, que lo es, nos leerá algún programador de canal de televisión? pues no, ya sabemos y vemos eso de, (y ya casi es como tener un estilo al finalizar una entrada de blog, que es mencionar el sexo), pues que los sexólogos es como para mencionarlos como recurso televisivo, puff, aún es pronto aún recordando el programa “Hablemos de sexo” con la psicóloga Elena Ochoa, quien ya decía aquello de la falta de información o la información deformada. Como no queremos eso, aquí vamos a informarnos y asesorarnos. Nada que lleve a equívoco o nada que no sea esa ciencia de Punset, va existir en este blog. Personalmente, lo que más me gusta del blog, ya que estoy, es que las opiniones son totalmente científicas! jaja, ala, eso, para los lectores menos optimistas del blog, vaya por dios, si el blog no es optimista, y no lo es y es algo declarado, el blog va a seguir creyendo en el optimismo como quien cree en Dios; en palabras de Eduard Punset: la plasticidad cerebral muestra que las personas siempre pueden cambiar. En Educación este enunciado no puede ser más que la motivación más certera y más verdad de madres, padres, profesores, educadores y sociedad en general, porque todos somos supernannys y superblogs con respecto a los más niños y jóvenes que, cuando se comportan de la manera que los adultos va y nos estresamos (por ejemplo), es porque todos estamos como para hacer zapping en la diana de la realidad y entender, y conectar, con las personicas haciendo de personas. Lo mejor quiero finalizar con un ejemplo de nanny en este sentido con respecto a mi experiencia en educación, es lo siguiente: érase una vez, jejeje, que tratando de organizar la cola para entrar a clase de unos más de veinte niños y niñas de tres años, eso que les ordenas hacer una cola como dios manda, y en eso que tienes al nano molón que, mira, oye, has conseguido, no sabes cómo, tenerlos a todos más o menos en línea recta, teniendo en cuenta que hay muchísimas tentaciones antes de estar plantao eso, en línea recta mirando a la profe (a la profe, con mirarla una vez, ya se le ha visto! je), total, que te ves que te han hecho la cola, y tú piensas, menos mal que me está mirando la jefa, pues te ves al chico más listo de todos jugueteando que se saca una pierna de la cola, y una gritando “a ver esa cola!”, mira tú el nene que te dice: “Iracy, que somos niños”, buenísimo! y, desde entonces, dije, yo me quiero dedicar a esto! Educación es recibir más de lo que puedes enseñar.

1 comentarios: