Conclusiones



Espacio para compartir el psicólogo que todos llevamos dentro.

Psicología, Sexología, Salud, Educación, Opinión, Humor, Mascotas...





He oído algo de "enfermo mental"

No sé cómo empezar… escribe escribe, que el mundo se acaba, je. Pues así. Escribo en esta entrada de blog sobre lo ACONTECIDO en Oslo, un chico que, por un lado, ha puesto una bomba y, por otro, ha disparado a jóvenes en una isla donde los había reunido para la ocasión. Oigo en los medios de comunicación que a este chico, lo que le pasa, es que es un enfermo mental… Ya. No hace falta ni ser médico, ni doctor, ni psiquiatra, ni psicólogo, ni esas profesiones relacionadas con la mente y el comportamiento humano. La sociedad, es decir, el mundo entero se da cuenta de que algo así sólo lo puede hacer alguien que no está bien. Lo de “enfermo mental”, es un concepto que yo lo uso no en el ámbito de mi profesión que es la Psicología, sino que lo uso en mi vida diaria para denominar así a, por ejemplo, alguien que me adelanta con el coche poniendo mi vida en peligro (si pone sólo la suya en peligro, pues que hubiera acudido a mi consulta y ya veríamos por qué le da por poner su vida en peligro). Alguien que pone en peligro la vida de los demás, es más enfermo mental, eh? o no? He ahí la cuestión. Enfermo mental es el que está todo el día pensando en sexo, jejeje, insisto, término que no utilizo en el ámbito de mi otra profesión que es la Sexología, sino que lo uso en mi vida diaria con aquél que no para de hablar de sexo, que también es “mucho ruido y pocas nueces”, que tampoco pasaría nada, está bien expresar en voz alta tus deseos, tus anhelos, tus sueños, tus fantasías, no? Enfermo mental es el que miente, por ejemplo. Lo que no se puede hacer, es decir que eres inocente cuando tu cara es un poema, es que tienes cara de mafioso, qué haces diciendo que tú no has hecho nada? Enfermo mental es alguien que se cree que es de una RAZA superior a ti, y por eso te explota en su empresa, porque una empresa está pensada para ganar dinero, caiga quien caiga y el fin justifica los medios. Lo mismo ocurre que debe haber enfermedad en la mente de algunos humanos que toman decisiones que tienen que ver con tener mucho poder a costa de países que se mueren de hambre. Una mente que idea fármacos para vender y no para curar, no debe estar bien. Una mente que vende armas para que los demás se maten entre sí mientras tú ves cómo tu fábrica de armas cotiza al alza en bolsa, eso, es enfermedad mental, sin duda alguna. Una mente que EXTORSIONA a otra, que le chantajea, no es que no le admitas opciones, es que no le dejas ni escapatoria, eso, no es saludable, no sólo para la víctima, que le queda apoquinar si quiere vivir, sino que, eso, no es saludable ni para quien hace de malo de la peli… El concepto “derechos humanos” es un invento como la rueda: es avanzar, sí, pero sólo es eso, un invento HUMANO. Entonces, este chico en Noruega, se pensó que era alguien que debía decidir sobre la vida de los demás, porque algo le habían hecho esas personas a él. En realidad, es bastante razonable. Si él se pensó que los jóvenes a quienes ha matado es que estaban equivocados, en realidad les estaba haciendo un favor, que es dejar de estar equivocados, dejando de vivir, claro. Y entonces es un enfermo mental que sabe organizarse de tal forma que mirad lo que ha armado… Suponemos que no ha sido él sólo, eso están diciendo los medios de comunicación, que el susodicho chico se ha ayudado de otras personas para llevar a cabo su objetivo, que, quizás, era el objetivo de más personas, es decir, que quizás él es el que ha PERPETRADO la matanza, pero era algo pensado por más de una mente calculadora y que, lo que yo me pregunto, aparte de dudar de la enfermedad mental de este chico, es, qué nos quieren decir con lo que han hecho? Sembrar el miedo, y esas cosas, es la historia de la humanidad, es nuestra historia. Es imponer, y, sobre todo, es matar por matar. No sé, qué se ha logrado con lo que ha sucedido? A mí, personalmente, si este chico ha hecho lo que ha hecho por alguna ideología en concreto, pues no me ha acabado de convencer, vaya por dios. Más que nada, porque su manera de razonar y por consiguiente, de actuar, no me convence. Ay, a más de uno y a más de una le habría pegado yo un tiro, para hacerle ver al objetivo de mi disparo que me estaba jodiendo, que no tenía la razón, y pegar el tiro delante de otros para que los otros vean lo mismo que yo, y que entiendan que ese disparo, había que hacerlo cual misión mía en el mundo, para que, los demás, que son unos enfermos mentales, se enteren de una vez por todas de cómo son las cosas… Ya. Menos mal que esto, en general, no es lo que hacemos. Pero de vez en cuando hay un chico como este que sí lo hace. Más que nada, porque ha sido realmente tremendo. Cada día muere en el mundo muchísimas personas, muertes ocasionadas por mentes enfermas. No es lo mismo morirse de cáncer (querría decir por algo inevitable, aunque sea por ignorancia de la Medicina) que morirse porque directamente otros humanos que son los que siguen vivos, va y te matan. Y ya no digamos de aquél que mata y luego va y se mata él. O sea, el colmo. Los demás humanos enseguida pensamos que esa persona debería haberse matado a sí mismo antes de matar a la otra. Esto suele suceder en el ámbito doméstico de las relaciones interpersonales: te cargas a tu pareja, o a tu expareja, y luego te matas, al fin y al cabo, ya has hecho todo lo que podías hacer, y te das cuenta de que ya no podrás recuperar a tu pareja o a tu expareja, más que nada porque te la acabas de cargar… pero ya sabías que no ibas a tener a tu pareja o expareja contigo, por eso es verdad aquello de que “quien no tiene nada que perder, le da igual todo ya”. Sinceramente, habría que vivir siempre con miedo. Lo curioso es que, uno ve una cucaracha, y sale espantao! A mí mi padre siempre me ha dicho que la boca de la cucaracha es más pequeña que yo, vamos, que no quepo, que no me puede comer! Es cierto, sobre todo porque aún no ha ocurrido que te mueras de un mordisco de cucaracha. Las cucarachas muerden? a mí no me ha mordido ninguna, hasta la fecha, pero sí se ha posado en mi pierna, y eso ha sido el fin del mundo! lo peor! con trauma, postrauma, histeria, sufrimiento y acojone, pesadillas, y tratar de seguir con tu vida, pero eso no se olvida! En fin, eso, ves una cucaracha y sales corriendo, y eso que las cucarachas de hace ya unos cuantos años, tienen alas y se las saben todas, jejeje. Se llama “mejora de la especie”, lógico, o sea, las cucarachas deben de estar hasta los huevos de morir con mata-cucarachas y a escobazos, para acabar siendo succionadas por el wáter, que es a donde arrojas el cadáver, medio vivo medio muerto, de ese ser vivo negro, asqueroso, maligno, hijo del diablo, en fin, que encima nos va a sobrevivir en el planeta, ya os digo, lógico y normal, lo que han hecho, es renovarse o morir! Claro, si tienes muuuucho miedo a las cucarachas, los psicólogos te van a DIAGNOSTICAR fobia, que significa miedo irracional, como que, para ser una persona (humana, jejeje, que no se puede ser persona no humana, ché, que todo hay que explicarlo, je) NORMAL, no puedes tenerle taaaanto miedo a una simple cucaracha. Reconozco que aún no me ha venido nadie a consulta a decirme que le tiene miedo a los seres humanos. En todo caso, eso es lo que le diría yo a mi terapeuta, bueno, a mis terapeutas, jiji. Lo digo en plural porque son varias las personas que me tienen que analizar, no me puedo quedar con sólo una visión del ser humano! Imposible! pero porque autoanalizarme sería hacer trampa, porque con mi propio análisis me bastaría, que yo sé que soy buena, jeje, y que congrego las corrientes, lo dije en la anterior entrada de blog, que es que, la vida va por capítulos! Yo misma podría ser una enferma mental, sin matar a nadie, que conste. No queremos que nadie mate, no queremos que nadie se mate. Pero tampoco queremos vidas vividas muertos en vida. Si hay miedo, es porque existe el peligro. Es un peligro real, por lo que ya no podríamos denominarlo fobia, si se PADECE miedo ante los seres humanos. Ale, me acabo de “despatologizar”, es decir, que ya que he confesado mi miedo a los seres humanos, yo misma me digo que es normal, jejeje. Pues normal supongo que pensará este chico que se ha puesto a hacer todo eso en Noruega. Normal es lo mismo que decir que el ser humano convive con desigualdades, crímenes, suicidios, sobredosis de drogadicciones, miedos, silencios, palabrería, engaños, manipulaciones, victimismo, pesimismo, y mucho gratis que pagas con desagrado lo que no te corresponde pero no puedes evitar querer ver la luz al final del túnel. Todo eso es el ser humano? Desde luego, últimamente, tengo mi segunda crisis en Psicología, os cuento, jejeje: la primera fue en tercero de carrera, que pensé “no puede ser, yo no me quiero dedicar a esto, psicóloga? y la gente va a venir a mí a que les ayude en su vida? eso es mucha responsabilidad! no voy a poder, no quiero hacerlo mal, y si lo hiciera mal? las consecuencias no son como, yo qué sé, escribir y va y rompes el folio porque no te gusta lo que has escrito, y vuelta a empezar, sino que, esto es serio, y un psicólogo no trabaja con piezas ni recambios de coche, sino que, son personas, igual que yo, que sólo quieren ser felices, igual que yo, y que me van a preguntar, y quizás yo no tenga todas las respuestas”. Eso, es una crisis, y no lo que está pasando ahora en ECONOMÍA! leerán los del FMI, las constructoras, los promotores, las inmobiliarias, los ayuntamientos y la Banca nuestro blog? jejeje, no. O sí? son personas igual ;-) Si decidí seguir adelante con la carrera, es porque se me hizo la luz de que si entendía que enfermo mental puede ser cualquiera, yo lo iba a contar al mundo, le iba a decir a este planeta y a los demás planetas, que el ser humano es de tan curioso objeto de estudio que la Psicología es interesante y necesaria, jejeje (lo digo por la entrada de blog esa que puse con pelis en torno a la Piscología). La segunda crisis es la que estoy viviendo ahora: si va y resulta que hace, ya, mil años, decidí continuar con esta profesión, ahora, lo que me pasa, es que debería de dejar de leer el periódico, de ver las noticias, y así no enterarme de la enfermedad mental de un chico en Noruega haciendo de las suyas. No quiero saberlo, y no quiero tener miedo. Dicen que la ignorancia da la felicidad. NO sé si la frase es exactamente así (por cierto, me encanta cuando alguien me plagia incluso escribiendo mal, jaja, buenísimo, oyoyoyoy), pero esa es la idea: que, mientras no sepas, pues oye, no sales de tus cuatro paredes, y esta frase tiene sentido, porque también dicen que, conocer los límites, da felicidad! es decir, que sabes de tus cuatro paredes, y te haces el feliz, vamos, que no quieres más, quizás porque, cuando intentaste sacar la patita, era más bien meter la patita, y entonces APRENDISTE que era mejor, y que se llama felicidad, el permanecer en el mismo sitio, con las cosas conocidas, y sabiéndote el mismo camino de vuelta a casa, no vaya a ser que te pierdas, y corras mil y una aventuras y que te lo pases bien? y si te lo pasas mal? de ahí la otra frase sabia, y ya van tres: más vale malo conocido que bueno por conocer. Por eso, mi parte favorita de las noticias del día, es la parte contratante de la parte que va de cultura, sociedad, deportes y el tiempo. La política, la economía, mmmmh, la política, la economía, los sucesos! saber me va a hacer infeliz. Entiendo que las otras secciones también pueden hacernos muy infelices, sobre todo la parte subcontratante de los deportes… pero bueno, sólo es deporte, no? para nosotros los espectadores, porque para el deportista, es su vida, queremos que a todos los deportistas les vaya bien! Y el tiempo? ese clima que, si hace calor, porque hace calor, si hace frío, porque hace frío… Y cultura y sociedad, pues bueno, te enteras un poco de lo que se cuece, pero oye, también puede ser una desgracia, pero porque no hay manera de salir ahí! Habéis pensado alguna vez en qué sección de las noticias os gustaría aparecer? yo sí! y no en la de sucesos! ni en las esquelas, por dios. Ah, bueno, pero que yo ya he salido en las noticias y en el periódico, jejeje, pero qué os creéis? aquí quien escribe, sabe de lo que habla, si no, no hablaría, más que nada por mi forma de ser, o por falta de imaginación: no podría teorizar sobre lo que no sé, eso que se hace a menudo y que vemos en las noticias ;-) por eso yo no he salido más, porque no sé hacerlo tan bien como para hacerlo mal como para hacerlo como hay que hacerlo, bien o mal. Al final todo tiene que ver con la escenografía: me sabe mal (alguien me dijo que los psicólogos sólo saben decir “me sabe mal”, jajaja, es verdad es verdad! pero yo le contesté: “bueno, sólo algunos psicólogos”, vamos, hay especies y subespecies, siempre). Me ha costado hablar de este chico ahora del que se habla, el chico este noruego, pues eso. Es decir, he tenido que asimilarlo. Es muy desagradable, sobre todo porque el ser humano sí tiene sensibilidad, sí tiene cosas buenas, sí tiene lo que sí es lógico y normal, sí tiene salud mental, sí tiene capacidad, sí tiene tantas cosas que, es lo único que te hace seguir creyendo en el ser humano. Sabes que vives y tu vida tiene fecha de caducidad, y que tu vida depende del momento histórico en el que naciste, y que depende de lo que entiendes por felicidad, puedes ponerte en vida a matar a tu alrededor, puedes hacer de tu vida la muerte de tu propia vida, y puedes salir en las noticias porque, escribiste un libro? jejeje, puedes hacer muchas cosas en vida, la mayoría ya sabes que hay límites, pero no son esas cuatro paredes, sino que, quizás, ok, son cinco, pero al menos hay algún otro camino que sí puedes recorrer, sin miedo. Estoy segura que, mejor que haber estudiado Psicología, debía haber estudiado el comportamiento de… los peces! seguramente, mucho más interesante y necesario que la Psicología, y ya no digamos que la Sexología! como psicóloga, se supone que no me puede ir mal en la vida, no, qué va, jaja, ay, como me sé todas las corrientes psicológicas y tengo toooodas las herramientas del mundo, venga, alegría alegría, claro claro, pero, lo de sexología, ya es el colmo: se supone que me sé y además hago el kamasutra cada vez que me acuesto con uno! ole ole, ya ya ya. Pues no será mejor saber de peces y de mares y océanos, que de sexo y de mentes enfermas, saludables, y todo eso que, oye, yo también tengo derecho a que mi vida sea un caos, no te jode! Además, me encanta el siguiente pensamiento: Jean Reno decía que todo cineasta emplea su vida en realizar la misma película, como si se tratara de variaciones sobre un mismo tema. Es lo único que me consuela, pensar que estas entradas de blog, son eso, variaciones de un mismo tema, y que, en realidad, la Psicología, es genialmente un gran invento del ser humano. Es decir, que es positivo que el ser humano trate de entenderse a sí mismo. Confieso, otra confesión, que la rama sanitaria me “duele”, porque es la rama educativa la que todo lo puede. Mi padre me contó yo contando con diez años de edad (así he salido, jejeje) que la educación y la civilización, era domesticar al ser humano, hacer que su lado salvaje se ADAPTE a la convivencia. Con lo sucedido en Noruega, es lo mismo que decir que no se puede ir por ahí matando a la gente. Eso es lo que está ocurriendo a estas alturas. Sin embargo, lo único inevitable de esta mente que escribe es pensar y decir que, el ser humano, acabará por no matar a nadie. Ojalá tuviera todas las respuestas, y me sentiría la mejor psicóloga del mundo. Leo libros, investigaciones, pero también veo y leo las noticias, y parecen mundos distintos. De eso sólo se puede dar cuenta alguien que, es cierto que no ocupo ningún lugar en el mundo, por eso puedo verlo, y contarlo, porque somos más los que no pintamos nada! El día que pinte, oyoyoyoy, me voy a olvidar del blog! jaja. Ay, no se puede ser dueño del mundo y escribir un blog así! Digo yo, no sé. También leí hace poco que: No es acaso Woody Allen un género dentro del cine? Ay, no es acaso Iracy un género dentro del mundoblog? Ahí estamos, como decía Azorín: La imagen de la realidad es mejor que la realidad misma. Intentamos entender, comprender, descodificar, descifrar el jeroglífico, de lo que hace DOBLEGAR una mente que estaba ideada (se supone) para vivir, y se convierte en atrocidad y la vergüenza del ser humano. Eso es lo que yo siento con esta noticia de mierda de la que quería hablar y no sabía cómo, pero en Psicología, se debe saber explicar y se debe saber cómo, se debe saber por qué ocurre, y personalmente, lo que se debe saber, es cómo evitarlo. No debe existir ningún beneficio, y así, es casi la explicación del por qué de las cosas. Por eso, no me gustó oír que este chico es un “enfermo mental”. Eso, es un insulto para quien no puede manejar su mente porque tiene sus neurotransmisores y sus receptores hechos un lío. Eso, sí es “enfermedad mental”, pero porque se vive mal, porque sí que existe la conciencia de dolor. No me vale alguien que mata y sabe que mata, y que le da igual. Sí, claro, es “enfermedad mental” igual porque lo que no es normal, es no tener conciencia de ser humano, de que matar es malo, que eso no se debe hacer, y que no te gustaría que a ti te lo hicieran. La Psicología tiene un nombre para eso: se llama psicopatía. Es aquél que no sabe ponerse en el lugar del otro, que no tiene sentimientos, que no tiene la capacidad de empatía, que le da igual todo, y que se rige por un objetivo y su conducta es más fría que el hielo. Desde luego, no sabemos si quienes están mal hechos son quienes sentimos, o quienes no sienten. Y lo más curioso de todo, y con esto ya acaboooo, es que, quienes sentimos, debemos aprender a no sentir, para no sufrir, para que no nos vaya mal. Manda huevos.

0 comentarios: