Conclusiones



Espacio para compartir el psicólogo que todos llevamos dentro.

Psicología, Sexología, Salud, Educación, Opinión, Humor, Mascotas...





Por luchar siempre se puede luchar, y lo que significa conversación social

Como este blog al final deriva en bitácora… bueno, hace tiempo que una se dio cuenta de que, creando un blog sobre el estudio del comportamiento humano, va y en vez de hacerlo como dios manda, va y y cuenta cosas de la vida, que encima tengo que estar escribiendo y borrando, no vaya a ser que… Lástima… Lástima tener que borrar! Lástima. Lástima tener que cuestionarse. Lástima. Da tanta lástima que, de tanto cuestionarme, he dejado de hacerlo, y es mejor no arrepentirse. Surgió así, y así se queda. Fundamentalmente, porque quienes me escribís esos mails con los que compartís inquietudes, me hace que, cuando llevo tiempo sin escribir en el blog, va y estáis ahí diciéndome que ponga cosicas. Me encanta, jaja. De verdad, muchas gracias, y lo sabéis. Y sabéis que la imagen importa, y es cierto que no me voy a dejar llevar por si hay comentarios publicados, porque también cuenta lo que no hay publicado. Es que, esto es un blog, y ese “pequeño” detalle de los comentarios, pues como que da vidilla… Da vidilla en la imagen. Importa en ese sentido, pero bueno, yo sé qué es lo que realmente importa, y nos vamos a seguir contando, por aquí fuera en el blog y en esos mails estupendos que son pequeñas joyas de personas que de alguna manera hemos contactado y nos contamos, como digo yo, cosicas. Supongo que, cuando esto va y es un blog donde tuvo su comienzo como espacio donde compartir conclusiones, ya resultaba bastante atrevida la invitación a que quien quisiera contara sus pensamientos, creencias y emociones. En general, en Psicología, que las personas compartan, lo que sea de sus vidas, en concreto lo que más bien no suelen compartir, es un atrevimiento y es un suponer que, lo más seguro, es que iba a ser un fracaso de blog… jejeje. Ya, bueno, se supone que, una como psicóloga, contaba con ello, je. Ya. Eso es lo que pasa. Yo puedo decir, viva la Psicología, pero puede ser que no coincida con la realidad. Quizás yo digo “viva la Psicología”, porque la estudié, pero no es porque sea algo como para decir “viva!”. Supongo que, quien es fontanero, dice viva la fontanería! Pero, joer, yo, que no soy fontanera, también digo viva la fontanería! Y es porque veo totalmente su utilidad en mi vida, por supuesto! Vamos, qué podría hacer yo, cómo sería mi vida sin un fontanero, en mi vida? nada! pon un fontanero en tu vida, por supuesto! Pues igual con un psicólogo, no? jejeje. Vamos a darle un sentido científico a la cosa: La palabra “blog”, como la palabra “blogosfera”, no están en el diccionario de la Lengua Española, sí lo está “bitácora”, o cuaderno de bitácora, que sería su sinónimo: “Libro en que se apunta el rumbo, velocidad, maniobras y demás accidentes de la navegación”. Podríamos decir que un blog o bitácora es un diario en Internet. El fenómeno de los blogs o bitácoras se inicia entre los años 2003 y 2006 y ha ido en aumento. Y el crecimiento es imparable en estos últimos años. Y se han ido incorporando distintos profesionales. Los temas son muy diversos, porque son muy diferentes los profesionales que los hacen, pero tienen en común aportar otra mirada a las cosas. Esta presencia en la red conlleva la “conversación social”, un nuevo modelo de comunicación para el que los profesionales han de estar preparados. Es cierto que este blog, o bitácora, ya sabíamos que le habíamos otorgado, desde su inicio y sin preverlo, un sentido de profesionalidad en el momento en el que quisimos hacer del estudio del comportamiento humano un tema en sí mismo desde el punto de vista del psicólogo que todos llevamos dentro. Yo soy la que se hace eco, pero sois vosotros quienes, os aseguro, tenéis la psicología que tengo yo. Yo, estudié esa carrera, y la ejerzo con el entusiasmo y la creencia que ya os podéis imaginar, pero es en el blog donde puedo incluso no ser todo lo optimista que debo ser, y puedo ser todo lo que en una bitácora o en un diario se puede ser, que es mostrarse tal cual los pensamientos y los sentimientos suceden así cual los vives. Es una especie de magia, de esa conversación social que sobreviene en este invento que es un blog, que son las redes sociales. Yo también ando por el Facebook, seguramente como muchos de nosotros. Me siento que tengo más de setenta años, como Eduard Punset! Me siento creyendo que los blogs, las redes y las webs, conectan los mundos y todos tenemos mucho más que ver que de lo que imaginamos. En realidad, nos parecemos más de lo que al final hacemos que no, y por luchar, siempre se puede luchar, y por luchar, muchas veces, descartamos la vida. Aseguro que, si dejáramos de luchar, íbamos a compartir más de lo que creemos. Un blog como este, es para decirnos estas cosas, es para recordarnos lo que se nos olvida. Un cubito de hielo puede ser una gran sorpresa muy cálida como regalo, porque ese sentimiento se derrite si es que te dejas llevar…

0 comentarios: