Conclusiones



Espacio para compartir el psicólogo que todos llevamos dentro.

Psicología, Sexología, Salud, Educación, Opinión, Humor, Mascotas...





Día Mundial del Día de Hoy

   Si me fuera de puente, no iba a estar yo aquí escribiendo, jejeje. Irse de puente: hoy viernes es fiesta nacional en España, sábado y domingo no trabajas, resultado: tres días de fiesta. Bueno, eso de que en fin de semana no se trabaja, depende mucho de la profesión que se tenga. O de lo que ganes de lunes a viernes, que si ganas mucho, puedes permitirte el lujo de descansar el sábado y el domingo, que según la religión, para unos el sábado es el día del señor y para otros es el domingo; por mí, creería en ambas religiones, sería creyente practicante sin incompatibilidad de horarios, vamos, que ideal. Por cierto, sí hoy es viernes y buena observación quien me envió el e-mail contándome que había visto que ya no venían los días en los que se crean las entradas del blog… Efectivamente, ni el día ni la hora. Sí aparece el número de entradas por mes, en la parte de “Archivo”, pero he dejado de poner el pequeño detalle del día (y la hora) de cada post porque, como también es verdad que escribo según me sea posible, pues para qué ponerlo, al fin y al cabo, si uno rellena lo de “Recibir por e-mail”, cada vez que se crea una nueva entrada de blog, a uno le va a llegar el e-mail de tal suceso, en el día y la hora que se configuran… Así es que, esta es la regla de la no regla, je, no hay una forma de proceder predecible, de modo que, quien me escribió el e-mail, ya se lo comenté (haz lo que te digo, no lo que yo haga), y por decirlo por aquí, que yo creo que en algún post lo escribí, pues que este es el ejemplo del antiblog, de lo que no hay que hacer si tienes un blog, es decir, que no se puede ser tan poco predecible si tienes un blog y quieres que te lean ;-) En fin, y después de esta clase de “publicación de contenidos en internet”, jejeje, volvemos al tema de la fiesta: 12 de Octubre Día de la Hispanidad. En este sentido, también estupendo el e-mail que recibí ayer, que, cómo siendo psicóloga, no había escrito nada sobre el Día Mundial de la Salud Mental… En este momento, no sé si, inconscientemente, he juntado el Día Mundial de la Salud Mental con el Día de la Hispanidad… Tampoco sabía que iba a escribir sobre la Fiesta Nacional de España. Es cierto que, más acertado sería lo de la Salud Mental que lo de la Hispanidad, ni que fuera un blog de Historia, no? Y, sin embargo, cuánta relación tiene la Historia de la Humanidad con el Estudio del Comportamiento Humano, no? y con la Salud Mental de ese Ser Humano! Quien me escribió el e-mail, es estudiante de Psicología y, por supuesto, agradezco sus palabras, como contesté, y por decirlo por aquí, es verdad que ayer, lo más que hice, fue enlazar por el Twitter y por el Facebook un artículo sobre el Día Mundial de la Salud Mental (si hacemos click en la palabra artículo, vamos al artículo). De todas formas, para quien estudia la carrera de Psicología, igualmente podría yo misma señalar que este blog, es el antiblog de Psicología, y en todas las entradas de blog de textos interminables, se podrá comprobar este, igualmente, pequeño detalle. Vamos a continuación a detenernos en esta idea. Desde mi punto de vista, en la actualidad, hay muchas páginas webs y muchos blogs donde podemos encontrar mucha información y muy buena sobre, por ejemplo, esto de lo que estamos hablando, el concepto de Salud Mental, y en concreto, el Día Mundial en el que se conmemora. Yo siempre digo que es bueno que se fije un día al año a cada motivo de celebración para destacar un aspecto que el ser humano quiera que, o no se olvide, o se mejore, o se viva como superación de algo doloroso, o se viva como un gran guateque, o lo que se acuerde que se haga. Total, luego cada uno vivirá ese Día de Conmemoración según le toque… Pero vaya, un consenso de un día al año en el abordaje de un asunto determinado. Que también va por zonas geográficas, si es Día Mundial, es para todo el mundo, que imaginaros la inmensidad de calendarios, y porque decimos que fiesta es cuando es fiesta, pero perfectamente podría haber sido el día 10 de Octubre, Día Mundial de la Salud Mental, fiesta mundial, pero cuando digo mundial, digo mundial, sin fronteras ni religiones, que estas dos dimensiones suelen ser las que limitan, en tiempo y lugar… No escribí sobre Salud Mental en el blog, pero es que todo el blog va de salud mental, o más bien, que me dejo yo la mía aquí, jejeje, quien diga que escribir es terapéutico, que me lea! Por supuesto, es broma. Es decir, que del ser humano y su salud mental, sí es el trasfondo del blog, pero vaya, es el enfoque del blog lo que va por otro camino. Y es que sí es importante un día en el calendario para visibilizar la Salud Mental, y cuanto más se divulgue, más información y más formación habrá sobre ello, lo que abre la puerta a que se conozca mejor y sepamos todos más sobre nosotros mismos como seres humanos. Lo que ocurre, es que, lo que hubiera podido también haber escrito, que lo estoy haciendo ahora, sobre la Salud Mental, es que, como profesional de la Piscología, y a la vez, en mi opinión en mi manera de trabajar y de observar y estudiar al ser humano, es curioso pero personalmente no me gusta la expresión salud mental, que va ligada al concepto de trastorno mental. Es como decir “trabajo como fontanero pero no me gusta que el grifo se llame grifo”, pues vaya chorrada, no? en fin, a quién le podría molestar? el grifo, ni siente ni padece, y el fontanero, a sus zapatos, como se suele decir (el zapatero, sí). Pero claro, la Psicología son personas relacionándose con personas, una persona se zambulle en la vida de otra persona, y decirle que, has visto que tiene un trastorno mental, pues vamos, a mí no me gustaría, es más, lo primero que haría sería echarle la culpa a los demás de mi trastorno, eso seguro. Que es cierto que hay trastornos y trastornos, ahí vamos, que el diagnóstico tiene categorías y subcategorías, ves sumando etiquetas, y al final del recorrido, incluso tienes al psiquiatra que si encima el trastorno hay que tratarlo con medicación, cuando menos te lo esperas, la persona deja de medicarse, que si se siente mejor (puede pasar, es el objetivo de la medicación), como que ya se ha “curado” y ya andando, como un grifo que ya no gotea… Desde mi percepción, lo llamaría simplemente Salud, y si se quiere hablar de algún tipo de salud en concreto, pues se dice, por ejemplo, Salud Física. Ahora mismo ya ocurre que, cuando hablamos de salud, uno en lo primero que piensa es en salud física, en enfermedades físicas, que no hay que especificar que es salud del cuerpo. Si es salud de la mente, si no hay salud en la mente, es lo que aún seguimos escuchando: locura. Cada vez se entiende más que los conceptos de loco y locura, aparte que ya no vienen registrados como tal en los manuales sobre salud mental, son, por tanto, poco acertados, y poco aconsejable utilizarlos, por tener connotaciones negativas y, sobre todo, gran desconocimiento, y que dan mucho miedo. Nadie querría caer preso de la locura, y menos aún preso de un loco… No utilicemos pues, estas palabras. En realidad, loco es uno de los muchos tipos de trastornos mentales que existen, o sea, que no todos los trastornos mentales son locura. Pero como este no es un blog de tecnicismos, no voy a explicar más (hay una asignatura imprescindible que es Historia de la Psicología). Actualmente, se manejan las palabras de salud mental y trastornos mentales, y es lo que yo observo que, en el desarrollo de mi trabajo, en todo caso, hablaría de salud del cerebro. Es decir, que para decir (válgame decir) “salud de la mente”, para eso digo “salud del cerebro”. Y es entonces cuando, digo yo que, por qué llamarlo salud mental cuando queremos decir salud emocional? que si no es emocional, es del cerebro, y es que una cosa lleva a la otra, y sería como el huevo y la gallina: qué va primero, el huevo o la gallina? Qué va primero: cómo esté tu cerebro, que así irá tu vida emocional? y todo esto significa ir al psicólogo y que te diagnostiquen de un trastorno mental… así no va a ir nadie al psicólogo, y así de qué vivo yo? El primer síntoma que uno mismo se puede detectar y que podría hacerle a uno acudir a un profesional de la Psicología, es la infelicidad… es, sentirse mal, el sufrimiento. Y hago referencia al malestar que uno ve en su propia vida. Por eso es tan importante cuando el propio individuo no detecta ese malestar, y es más el malestar que genera en los demás individuos. Hablaremos de ello en otra entrada de blog. Y el sufrimiento al que me refiero, como estaba hablando del cerebro, no es como un dolor en la cabeza. Si te duele la cabeza, vas al médico que, cuando uno va al médico, ya sabe que algo le van a recetar, que para eso va al médico… es que, como los psicólogos no podemos recetar, pues ahí va mi guiño. Pero que tiene su explicación: no todo es motivo de ser medicado, depende de lo que a uno le pase. En este sentido, lo del huevo y la gallina y el cerebro, entraríamos en el análisis de la base neurológica de… la felicidad? Por eso, si decir Salud Mental, sinceramente, es por diferenciarse de la Salud Física, aún vería más acertado la denominación de Salud Emocional, que, francamente, desconozco si existe el Día Mundial de la Salud Emocional. Desde luego, como psicóloga, llevamos toda esta entrada de blog en relación a la Psicología, pero, como sexóloga, existe el Día Mundial de la Salud Sexual (4 de Septiembre), que si a estas alturas de la Historia de la Humanidad, aún estamos concienciándonos de la existencia de la necesidad de la atención a la Salud Mental, lo de la Salud Sexual ya es casi más incomprensible que, incluso siendo la Psicología una ciencia que lleva más tiempo, casi que eso hace que el pasado aún pese, que arrastra, pero la Sexología, es una disciplina más actual, y podría avanzar sin parecer estar siempre en pañales. Desde luego, mi lucha por los Derechos Sexuales, es más en consulta, y en la difusión que pueda llevar a cabo con quienes sí quieren participar de esta lucha, y ahí está la cuestión, que es algo de voluntades, y de aspectos externos que fundamentalmente harían falta para que no se diluyeran el trabajo y el esfuerzo de cada especialista en Sexología. Resulta que, como os he comentado, no me gustará la expresión de Salud Mental, pero lo que sí puedo comprobar, es que, desde los distintos profesionales que trabajan en este ámbito, que son muchos profesionales relacionados con la Sanidad y la Educación, una cosa clara sí hay: que saben que sus profesiones se desempeñan en el ámbito de la salud en general, que es salud física y salud mental, y salud emocional. En Sexología, hablar de Salud Sexual es como cuando se me ha dicho que yo sólo diga que soy psicóloga, que omita lo de sexóloga, y que en realidad, ser sexóloga es como ser sexóloga en la soledad de entre los profesionales de la Sexología que, precisamente, lo que sí encontraron los diferentes ámbitos de trabajo en Sanidad y Educación en el Día Mundial de la Salud Mental es una fecha en la que muchas disciplinas trabajan por un mismo objetivo. Es curioso porque estoy esperando el momento en el que a ver si, básicamente, le doy un poco más de vidilla a la parte de Sexología del blog, pero os confieso que me da una Pereza Mundial, jejeje. Pero sí, próximamente :) Aún me parecía más interesante escribir sobre el día 12 de Octubre Fiesta Nacional de España, y al final me he liado con la Salud Mental… Al ser puente, tres días de fiesta, hay tiempo como para leer esta entrada de blog, que aún podemos escribir sobre Salud Mental, o sobre la Fiesta Nacional. Y esto va por el e-mail que he recibido esta mañana que me alegra descubrir que el blog traspasa fronteras y que esto de Internet es fabuloso. No es por nada, pero yo creo que se me lee más fuera de España que en España (también es que lo puedo comprobar en la estadística del blog, claro), así es que, fiesta de la Hispanidad? creo que yo tengo algo que celebrar: que el castellano existe y se me puede leer allende los mares… Cuando veo en esa estadística, países de habla no hispana, me puedo imaginar que es alguien que, o es un español por el mundo, como el programa de televisión de TVE1, o es alguien que está estudiando castellano, y no sé yo si llega a entender hasta el final de cada entrada de blog con tanta palabra y embrollo junto… Más que nada, mi reflexión viene porque probablemente, escribo sobre asuntos que pueden ser más desde la base de algo local, es decir, algo que, bueno, escribo desde una localidad concreta, donde hay unas vivencias determinadas. Por ejemplo, me imagino que la entrada de blog que hice sobre El Quijote, esa, es universal, no? jejeje, pero que hay otras, que en otra parte del mundo no sepan de lo que estoy hablando. Así es que, sí quería agradecer quien, desde otra realidad, me dice que es posible captar la idea del contenido, pues de una manera u otra, da la sensación que cada vez estamos más cerca que lejos. Por un lado, la cercanía tiene que ver en cómo tenemos organizado el mundo: se pueden parecer los procesos en la Historia de la Humanidad, y, por otro lado, la cercanía a la vez es que, alguien, se puede conectar a Internet en África… Y al mismo tiempo, estamos tan lejos los unos de los otros, que no hace falta irse muy lejos para comprobarlo. Saber por qué se celebra el Día de la Hispanidad, sería que a uno, en el colegio, se lo hubieran explicado. Por descontado, es imposible extrapolar este ejemplo a sitios donde los niños, en lugar de ir al colegio, están o aprendiendo a manejar armas o cosiendo ropa y zapatillas. Pero bueno, quienes tienen a esos niños haciendo esas cosas, son adultos que, o tampoco fueron al colegio, o fueron a grandes colegios donde les enseñaron que los beneficios económicos se obtienen de esa manera. Entraría en la eterna odisea de las diferencias, sociales o individuales. Cuando decidí estudiar Psicología, aparte que sobre el estudio del comportamiento sexual humano prácticamente no di nada porque sí, descubrí en el plan de estudios una asignatura, pero era optativa y me coincidía con una obligatoria… pues una vez finalizada la carrera, poseía en el bagaje de conocimientos, muchos temas sobre Educación, que es por eso que haber cursado no hace mucho el máster en Orientación Educativa lo he realizado porque es obligatorio para opositar, increíble después de tanto tiempo volver a estudiar al perro de Pavlov… pues además de Educación, mayoritariamente las asignaturas en la mochila universitaria eran sobre Neurociencia y sobre Sociología. Lo de las bases neurológicas, en su día de estudio me parecía curioso, pero ahora con el tiempo, y hace poco, me empezó a resultar muy interesante, pero yo creo que porque Eduard Punset lo hace interesante, jejeje. Y que, a base de querer comprender al ser humano, uno advierte que mucho tiene que ver el cerebro en cómo somos. Y la parte de Sociología, es uno de los ámbitos que me está empezando a despertar algo que lo relaciono con la Historia. Me explico: en su fundamento, la Psicología estudia al individuo, y, por supuesto, el individuo en relación con otros individuos (y otros seres, aunque en Psicología, lo de los seres extraterrestres, va en la asignatura de Psicopatología, yo no digo nada, eso ya da para otra entrada de blog, eh?). En su día, me llamaba la atención que existiera una carrera que se centrara en procesos grupales y sociales, la Sociología, y que, al fin y al cabo, parte del individuo, la Psicología, y es que, la Psicología Social, no es Sociología? Y entonces retomo lo de ir al colegio, que unas personas van y otras no van, y los niveles socio-económicos que existen. Las diferencias sociales, o individuales. Y es que, ok, podría hablar de las diferencias individuales, pero, es lo social lo que genera la construcción de las páginas de la Historia. Pongamos que, hay diez personas, todos en un principio, dicen A, y va y una dice B: o le excluyen, o resulta que hay otra persona que también dice B. Si le excluyen, sí, pasará a la historia de la humanidad como excluido, je, aunque lo más probable es que ni eso, porque eso significaría que los otros 9 pasarían a la historia como caníbales que se han cargado al que decía B, aunque también para eso, uno tiene que “preocuparse” por la imagen que va a dejar en este planeta, que hay quien le da bastante igual.... Si ya son dos que dicen B, quien dice dos, pueden ser tres, o cuatro. En el punto de la Tierra en el que yo vivo, si 6 dicen A y 4 dicen B, gana A. Y quizás B sea lo acertado, vaya por dios. Las diferencias en la sociedad, está claro que parte de poder explicar qué hace diferente a cada individuo: es interesante descubrir al individuo que es el primero en decir B, al igual que es interesante descubrir al que se suma a la B, y descubrir al que permanece inamovible en el A. Influye lo social, y da la sensación, por ejemplo, en esta celebración del Día de la Hispanidad, que en el país desde el que escribo, debe ser que hay una mayoría que relacione este día con las armas y, que crea que estamos para celebraciones (viene a menos preguntarse si la sociedad se contenta con los datos que dicen que se va a gastar menos que el año pasado, yo, con pensar en el restaurante en el que van a ir todos a comer, ya me entran escalofríos), pero las diferencias individuales existen para que, me imagino, que habrá quien lo celebre con una especie de danzas del mundo hispano-parlante con arte y sueños de utopías festejando que los españoles ya no somos como en el pasado, conquistadores, colonizadores, depredadores… Habría que saber de Historia. Para eso, habría que entender la Sociología del país que configura la Educación en los colegios. Para eso, habría que considerar las diferencias individuales en ese ámbito de la Educación. Y resulta que, aquí, están pensando en otras cosas, y todos encuentran razones, unos para seguir en A, otros para decir B, otros con la C, y no se sabe bien si quien celebra este día es que habla hispano, u otro idioma, y si es por ser de donde ha nacido, o de donde nació su abuelo… y es que, si una fiesta no es fiesta, aunque sí lo es, lo es hasta para quien no le gusta esta fiesta, pero sí hace puente, que es fiesta… nos podríamos hasta ahorrar las fiestas de las nacionalidades, sobre todo si España sigue llamándose Reino de España, y de los idiomas, con que fuera fiesta el día de la Salud Mental/Cerebral, el de la Salud Física, el de la Salud Emocional (¿?), el de la Salud Sexual, y etc. etc., no? y es que, ya nos juntaremos en algún Día Mundial de Algo que nos una.