Conclusiones



Espacio para compartir el psicólogo que todos llevamos dentro.

Psicología, Sexología, Salud, Educación, Opinión, Humor, Mascotas...





Problema resuelto: Sin resolver

Quien tenga un blog en el que se ponga a escribir, a mí me está sucediendo dos cosas: Una, como que me da la sensación que ya lo tengo todo escrito y ya no se me ocurre nada… :( O que, al pasar los días y no escribir, lo que realmente sucede es que se te acumula todo lo que escribirías y ya no sabes por dónde empezar.  Y, entonces, llega un día en el que rompes el silencio del blog. Bueno, yo hago un poco de trampa porque, es que, sentimos más que pensamos, y la música es comunicación, y suelo poner aquí en el blog bastantes canciones: Escribir un poco lo que me transmite la música en el momento de compartirla, y, por supuesto, siempre será, a quienes guste la música que aquí se comparte. Probablemente es que, efectivamente, al acumularse todo, casi que, para sacar algo en claro, sinceramente, no es que no sea partidaria sino que fundamentalmente es que no sé lo que es simplificar o ver las cosas como más sencillas. Cuando se hace eso, lo de simplificar o lo de verlo más sencillo, lo que se está realizando es una selección de lo que uno está dispuesto a atender. Y, claro, simplificar es lo mismo que decir “lo que no voy a estar en esa perspectiva, no voy a prestarle mayor interés”. Ah, bueno, eso es otra cosa! Llamémosle simplificar, o hacer las cosas más sencillas, pero eso se llama “paso de problemas”, je. Lo cual, yo nunca pondría al mismo nivel. Más que nada porque, lo de “paso de problemas”… cuál es el problema? Por qué habría que haber “problemas”? Hay dos tipos de problemas: Los de Matemáticas, que esos no hay quien los resuelva pero tienen solución, ese es el problema, je, siempre existirán los exámenes de Matemáticas, y, los problemas en la vida, vaya. Bueno, esos, también van a existir siempre, y no siempre van a tener solución… Es aquello de la sabiduría: Si es un problema, tiene solución, y si no lo es, para qué te preocupas? Claro, seguramente como psicóloga esa frase es una receta, pero le falta sal… Por cierto, aprovecho para decir que, a la comida, no le falta sal! de dónde os lo habéis sacado? sal la justa, porque ya no están los sabores de los alimentos y porque sal la necesaria para la salud, estamos o qué? Es que, si no usaba la sal, me hubiera quedado la expresión de, que la frase sabia que estamos comentando, lo del problema si tiene solución no hay para qué preocupación, decir que, como psicóloga es una frase que va a misa, pero estamos en las mismas: He asistido alguna vez a misa, y lo mismo ni me he enterado de lo que se decía, lo mismo acabé por no atender y cuchichear con el de al lado. Todo poco serio, y si nos decimos a nosotros mismos un par de veces lo de que si no es problema no preocupa, el psicólogo que todos llevamos dentro, que fue mi motivación para crear este blog, nos cuchichea que, ojalá esa frase fuera a misa. Nos quedarían, entonces, los problemas que tienen lugar porque no tienen más remedio que existir. Y hay muchas Ciencias que ya se hacen cargo de entender este tipo de… “problemas”, de acontecimientos, de cosas inevitables… muchas eludibles… de ahí que el ser humano crea Ciencia en todas las áreas de su existencia… Así es que, sí que es verdad que nos corresponde a los mismos propios seres humanos y a la ciencia de la Psicología, descubrir qué hacemos cuando hacemos de algo un problema. Suelo decir en mi trabajo en consulta, que, los problemas es lo que realmente sucede y que, lo que no es problema, quien no lo da, y quienes no nos los dan, pasan desapercibidos, y así nos miramos y nos medio reímos cómplices… Y, bueno, esto, cómplices al compartir, nos vamos conociendo quien lea pues que no hay entradas del blog al respecto de ninguna consulta. El aspecto básico del tema es hacer de la opción un problema. Véase a partir de este enunciado que la palabra “problema” se puede cambiar por “opinión”…:  La opinión, sigue siendo un problema. Y es que, no sé, creo que, no sabemos opinar…. Cuando no estamos de acuerdo en algo con quien estamos, digamos que, dialogando, al no encontrarnos en un mismo punto determinado de, que la preocupación es que podamos perder la vida todos a la vez, si no es ése el caso, cada uno opina, cada uno simplifica, cada uno, no se preocupa, cada uno, hace de las cosas lo simple, y cada quién, podría pasar desapercibido si es que, quien alguien que no sabía cómo empezar a escribir, resulta que, ahora el problema es no saber cómo terminar. Lo más difícil de escribir, es que uno no sabe cómo concluir. No he encontrado la solución al problema. Y, esto, me preocupa. Se puede vivir sin pensar en nada de nada de nada de nada sobre nada, y aún así, existe ese psicólogo que todos llevamos dentro que yo suelo decir. Todos tenemos nuestras propias teorías sobre las cosas que vivimos, sobre todo lo que nos pasa, sobre lo que sentimos, sobre lo que vemos, sobre lo que nos cuentan. En realidad, nada nos debería preocupar pues, lo que tiene solución, se arregla, y lo que no…  He de decir que, mucho que se arregla, es para preocuparse en cómo se arregla…  No lo digo por parecer poco optimista, jejeje, sino porque, me gusta reflexionar sobre el hecho del tema de la existencia de los problemas. Si llevaba tiempo sin escribir, pensé que, hay tanto por contar desde la perspectiva de quien quiera contarlo al vivir, que, es que, la vida es compleja, je. O no? Que yo no digo nada, jejeje. No hay más que estar en el mundo, para verlo: No como espectador, es que, cada día y todo el rato, estamos hoy en día en cada movimiento o el no moverse dentro de lo que ya gira el mundo que lo hace siempre sin nosotros… Desde el punto de vista del planeta, el problema somos los seres humanos ;-)

0 comentarios: