Conclusiones



Espacio para compartir el psicólogo que todos llevamos dentro.

Psicología, Sexología, Salud, Educación, Opinión, Humor, Mascotas...





Lágrima al leer

Los caníbales de Maarat.

   Este poeta ciego, librepensador, había osado criticar las costumbres de su época, haciendo caso omiso de las prohibiciones. Hacía falta atrevimiento para escribir:
  “Los habitantes de la tierra se dividen en dos, los que tienen cerebro pero no religión, y los que tienen religión pero no cerebro”.
   Cuarenta años después de su muerte, un fanatismo llegado de lejos iba a darle aparentemente la razón al hijo de Maarat, tanto en su falta de religiosidad como en su legendario pesimismo:

“El destino nos destroza como si fuéramos de cristal, y nuestros pedazos nunca más vuelven a unirse”.

Capítulo 3. Libro "Las cruzadas vistas por los árabes". De Amin Maalouf (Líbano, 1949). Alianza Editorial 1989.

0 comentarios: